viernes, 29 de noviembre de 2013

" Miedo en estos tiempos "

Llevo un trimestre muy atareado, entre el trabajo, los cursos a los que asisto y todas las tareas  " normales " de una mujer con casa e hijos a su cargo, no tengo tiempo de lo que antes fueron mis dos mayores entretenimiento, los paseos diarios y este pobre blog en el que ni me acuerdo la ultima vez que entré.

Mientras preparo la comida o hago las cenas suelo ver las noticias, me da igual el canal que vea, en todos dicen las mismas cosas, el paro, la prima de riesgo, las mini condenas si acaso la hay a los políticos y a los que roban tales cantidades de dinero que sería suficiente para dar comida en un comedor social durante años.

Y pienso que la justicia también está en crisis, que se ríe de nosotros, que no hay justicia en este mundo en el que cuando alzas tu voz porque te roba un banco te multan y cuando es el banco el que te roba le inyectan nuestro dinero, en esta sociedad en la que si no es a ti al que despiden te da igual, si no eres tú el que te quedas sin casa cambias de canal, en el que no somos solidarios ni con el que tenemos a nuestro lado.

Y en esos momentos hasta hace poco pensaba que todo empezaría a ir un poco mejor, que no podíamos caer más bajo en este país, pero naturalmente me equivocaba, porque desde hace un mes me repugnan las noticias, me da asco ver que una condena de mil años se ha reducido a veinte.

Me da miedo hacer una regla de tres, de esas que tanto me gustan y calcular que si un muerto vale veinte años, dos, tres, cien, mil en este país me van a salir gratis, porque todos van en el mismo saco.

Me da miedo pensar quién será la próxima víctima de esos enfermos que matan niños, de esos que torturan por el mero placer de hacerlo, de los que se cruzan con una niña, con un niño, un ser inocente y lo destrozan.

Me da miedo dejar que mis hijos, mis alumnos/as, mis conocidos, yo misma, seamos sus próximas víctimas y no tengan un castigo por ellos.


Porque este país se ha convertido en un lugar mucho más peligroso desde hace un mes y desde luego LA JUSTICIA NO ES IGUAL PARA TODOS.