" 14 de Febrero "

No me gusta San Valentín.

La verdad es que no me gusta ningún día especial del calendario, me parece que lo que hacen o lo que producen es todo lo contrario.

El día de San Valentín, parece que es el único día que nos acordamos que tenemos pareja o los que no la tienen de lo contrario.

Es el día en el que aunque lleves años a dieta te regalan bombones, eso es como si a un drogadicto le das un chute, que va a volver a caer !!!

A los hombres se les regalan corbatas o calcetines, será que el resto del año no las necesitan.



Lo de las flores es lo más socorrido, un ramito de flores para adornar la casa, porque a la calle no me lo voy a llevar todo el día para que todo el mundo vea que tengo pareja y que el día de San V me quiere mucho, sería muy incómodo.

Y eso con el 14  de Febrero, el resto de los días señalados en el calendario pasa igual, el día del padre o de la madre, regalito a papi o a mami, que me invitan a comer, pero luego no me acuerdo de ellos el resto del años ( yo si, que tengo tarifa plana de las veces que les llamo al día ).

El día de la mujer trabajadora, que pasa el resto de los días me puedo quedar en casa vagueando ??

El día del libro, los demás ni se lee, ni se compran libros.

Y así, todos los meses del años, porque de un tiempo a esta parte rara es la semana que no hay un día señalado, hoy sin ir más lejos es el día de la radio, mmm, ( eso es pensar ) tendré que hacer un regalo a mi radio o ella me perdona ??

A mi me parece que las cosas se pueden hacer de otra forma, en el caso de San Valentín, muchas personas quizás prefieren un poquito de ayuda, de cariño, de comprensión, de afecto, de conversación, antes que un millón de regalos, la caja más grande de bombones, la joya más cara de la tienda o el ramo de flores más grande.

Eso no supone un esfuerzo, solo tener la cartera llena y la alarma del teléfono puesta para que el día antes recuerde que hay que hacer la compra.

El día a día, si supone un esfuerzo, por parte de los dos miembros de la pareja, para recordar que ya no están solos, que ya no son solo uno, si no dos y que a veces las cosas, los gustos, lo que apetece se tiene que sacrificar por el bien del otro.

Pero mañana no se dirá nada de todo esto, solo escucharemos a parejas atontadas que se quieren como el primer día, que se besas delante de las cámaras como si estuviesen solos y de lo demás no dirán nada, porque no tiene tirón, porque no vende y mañana a lo que estarán los comerciantes es a vender, lo demás les da igual.

Comentarios

  1. Estoy contigo. Yo con mi novio quedé desde un principio, que nada de regalos en San Valentín, que planificábamos algo juntos, y eso es lo que hacíamos. Este año nos ha tocado (el sábado, que ayer era día laboral) ver un musical, y luego cenita en un gallego. Y en el aniversario, desde hace unos años, también lo hacemos así. Ya he suprimido hasta los regalos de Reyes, de lo que me satura el tema. Si es que yo soy de los más romántica con estas cosas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Unos posits "