jueves, 19 de enero de 2012

" Envenenamiento "

Antes de ayer se me olvidó por completo la teoría de Newton sobre la gravedad:


La gravedad tiene un alcance teórico infinito; pero, la fuerza es mayor si los objetos están próximos, y mientras se van alejando dicha fuerza pierde intensidad. La Ley de la Gravitación Universal de Newton establece que la fuerza que ejerce una partícula puntual con masa m1 sobre otra con masa m2 es directamente proporcional al producto de las masas, e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que las separa:
\mathbf{F}_{21} = -G \frac {m_{1}m_{2}} {|\mathbf{r_2}-\mathbf{r_1}|^2}\mathbf{\hat{u}}_{21}

TRADUCCIÓN: que no te pongas debajo de las cosas que te pueden caer encima.


Y eso es un problema generalmente, pero si se te ocurre rociar de ambientador una habitación y después mirar hacia arriba, lo que terminas consiguiendo es envenenarte, ( otra vez en mi caso, la vez anterior respiré un limpiador que además de limpiar mi suelo limpio mi garganta )

Esta vez el envenenamiento ha sido más doloroso, me duele la cabeza desde entonces y además no paro de moquear, en las instrucciones del producto pone no ingerir, eso lo se, pero no pone nada de no respirar.

El caso es que me he ambientado las vías espiratorias, me he quedado sin olfato y tengo todos los síntomas de una gripe, cosa que es imposible porque ya la he tenido y esa solo se pasa una vez al año.

Pues eso, que tengo la gripe, pero sin virus y estoy bien fastidiada.


Una amiga me ha dicho que no he contado el modo en el que me he envenenado, y es verdad, la cosa es simple, me recuerda a otra vez en la que intenté gastar una broma con un bote de esos de nieve, de los que todos los críos compran en Navidad, corrí hacia quien iba a ser mi victima, apunté y zas, disparé con toda la ilusión del mundo, sin darme cuenta hacia donde apuntaba el bote, que era directamente a mis ojos, y claro di en la diana, toda mi cara, ojos, nariz llena de nieve falsa.
Puaggg que asco, casi me muero de las arcadas.

Pues esta vez en uno de mis momentos marujeitor, después de colocar toda la casa, pensé que el broche final era el olor, o mejor dicho hacer que todos los olores desaparecieran y con mi nuevo ambientador en la mano, ese que hace desaparecer todos los olores de un gim en un par de segundos, rocié toda la habitación, sin ser roñosa, venga, vamos, si me descuido hago desaparecer hasta los muebles, pero después, justo una milésima de segundo después miré hacia arriba y todo el ambientador fue directamente a mi cara, ojos, boca  ( que claro la tenía abierta ) la nariz, todo hasta arriba.

El dolor de cabeza fue instantáneo, el escozor de la nariz también, lo de los mocos ha venido después, al principio era como si una postilla me taponase todo pero ahora está saliendo todo mezclado y no para.


1 comentario:

  1. No disimules con los ambientadores y declara como me diste el cambiazo de auriculares.

    ResponderEliminar