" Super Nany "





Super nany es un programa que a veces veo, no muchas, para chillidos y gritos de niños ya tengo suficientes con los mios.

Según ella hay que razonar, ser paciente, dar ordenes clara, ser concisa, vamos un libro de pedagogía resumido en pocas palabras.

Ayer por la mañana me imaginaba que la cámara y la super nany estaban detrás mio en la cocina y que yo era esa pobre madre desesperada que sale en la tele, la cosa fue así más o menos:

Después de mil o dos mil ordenes claras y concisas en las que lo único que decía era:

 A desayunar !!, uno de mis hijos decidió cambiar el menú.

- Yo no quiero leche y bollo, quiero un sunny.

- No, le decía yo, por la mañana toca leche y bollo, esta tarde el sunny.

Bien!!, pensaba yo, como dice la super nany.

- NOOO, QUIERO UN SUNNY ( a gritos dijo él )

- Tranquila Lucía pensaba yo, imagina que la cámara está detrás y la super nany tomando apuntes, leche y bollos es lo que vas a desayunar.

Él se acercó a la nevera y la abrió, pero los sunnys estaban en lo más alto, QUIERO UN SUNNY PARA DESAYUNAR, gritaba.

- No, le decía yo.

- VALE, PUES NO DESAYUNO.

Tranquila, pensaba yo, no des voces, no demuestres tu enfado, que no huela el miedo. Bollos y leche es lo que vas a desayunar.

- NOOOO, y empezó a dar patadas a la puerta de un armario.

Pon, pon, pon, pon, pon, .......

Y yo pensando, en estos casos la Super nany qué hace?? ah, si !! Ignorarle, vale, me termino el café y paso de él.

Pon, pon, pon, pon, pon, QUIERO UN SUNNY !!!!!!

Y yo acordándome de la super nany de los cojones y de la madre que la parió.

Entonces miré hacia atrás y no vi la cámara ni a ella tomando apuntes y me acordé de la frase que mi madre siempre repetía cuando eramos pequeñas y que la funcionaba muy bien, de hecho ella ha criado a dos hijas que ahora somos dos mujeres normales, sin traumas, sin problemas mentales, mi madre siempre decía:

" Hay días que estáis pidiendo a gritos un guantazo "

Dejé la taza de café ya vacía, me acerqué a la fiera que seguía dándole patadas a mis mueble y le dí una información clara y concisa:

- Te voy a dar tantos guantazos como no te estés quieto y desayunes que te va a parecer que estás montando en los caballitos de la feria.

Las patadas se terminaron, se bebió la leche y comió el bollo, después tranquilamente me preguntó

- cuándo nos vamos mamá ??

Pues eso, que no le iba a dar un palizón por no tomarse la leche y el bollo, ni por aporrearme la puerta del armario a patadas, pero que me parece que el razonamiento lógico y el diálogo en este caso sobraban, porque él no me estaba escuchando.


Comentarios

  1. Nos gustaría enviarle el programa del Concurso que tenemos para bloggers, el correo es lmiranda@mumsprivee.com, es la Community, si quiere se lo remitimos, no tenemos su correo, por lo que si le interesa, póngase en contacto con nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No trabajo con blog comerciales ni con publicidad, gracias

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Unos posits "