" Este verano "

Llevo un verano un tanto peculiar, será porque este es mi último verano con una edad dentro de la treintena, el caso es que me ha dado por colocar toda la casa, cosa que de vez en cuando hay que hacer, que creo  que todos tenemos un poquito de Diógenes y nos pasamos el día acumulando cosas, con la consabida frase, del " por si acaso ", voy a guardar este abrigo, está un poco desgastado, ( en realidad parece un queso gruyere ) pero por si acaso un día engordo y me lo quiero volver a poner, estas camisas que utilicé en el embarazo de mi primer hijo, que aun estoy en edad fertil. estas bragas, no esas mejor las tiro, que ni mi abuela se las pondría y cosas así.

Yo llevo todo el verano revisando cajones, cajoneras, armarios, cochera, vamos todos esos rincones que tiene las casas, he encontrado camisetas que me ponía en mis años universitarios, y que nunca más me las he vuelto a poner, porque ni me entraban ni me gustaban, pantalones de todas las tallas y estilos, ajustados, anchos, cintura alta, baja, creo que los había de los que se ponía Sonny Crockett en Corrupción en Miami.

El problema de ir descartando cosas de los armarios lo tengo ahora en la cochera, convertido en muchiiisimas bolsas llenas de ropa, con la que no sé que voy a hacer, porque donde yo la llevo casi siempre está cerrado y dicen además que ya no necesitan más ropa que tienen mucha, estoy pensando en hacer como en las películas y montar un mercadillo en la puerta de mi casa, ponerlo todo a la venta y con las ganancias empezar a llenar los armarios vacíos con nueva ropa, además de productos adecuados a la nueva edad que voy a tener dentro de menos de dos semanas.

Para ello he empezado a prestar atención a los anuncios de la tele, que son muy educativos y ya tengo en mente algunas de las cosas que voy a necesitar:

Y mea silueta, que son unas pastillas que parece ser que todas las cuarentonas deben de tomar, quitan los sofocos, en verano me van a venir muy bien, además reducen la irritabilidad, ( la mala leche ) pues eso está bien, así la próxima vez que vaya a Madrid con el coche, me llevo una caja y me las voy comiendo como si fueran gominolas y si una furgoneta me la lía como la última vez, en vez de acordarme de toda su familia, le doy las gracias y quedo con él para tomar un cafecito.

Otra cosa que voy a comprarme va a ser esas fajas que te aprietan tanto que dejas de respirar y que reducen la silueta hasta dos tallas, se terminarán así los paseitos mañaneros.

Los cereales para cenar, que evitan las discusiones con el marido.

Las cremas que te quitan diez años en arrugas además de todo el dinero que tengas en el monedero.

Y el kh7  y sus tres minutos, por supuesto, que menos.

Además de todos los libros de Saber vivir, para ser eterna.

Con todo y con eso, he decidido no celebrar mi cumpleaños esta vez, cosa que mis hijos no comprenden, dicen que le celebre pero que no diga cuantos hago y que de todas maneras no me preocupe, porque los abuelos y su papá son mas viejos que yo y se les nota. Como si eso fuese un consuelo.

Comentarios

  1. amos, no fastidies! no lo vas a celebrar?? será que ya te has comprado todas las cremas, el Ymea Silueta, la tena lady.... y todo eso y te has gastado la pasta??? jjajajajajaja
    Venga, hombre, no seas rata!!! Juramos no poner vela

    ResponderEliminar
  2. si claro, y eres capaz de hacer la tarta con forma de números, que te conozco y luego poner en tu blog la receta con fotografías y todo, como para fiarme de vosotros, ya veré que hago

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "