" Esa voz interior "



Esta semana estoy cambiando el pelaje, arreglando el nido, haciendo limpieza general, a mi me pasa una cosa, no sé a los demás, pero según se van acercando las vacaciones, me da un apretón y me pongo en un plan más limpio que si fuese la amante de Mister Proper, tengo una necesidad imperiosa de vaciar cajones, colocar armarios, recoger ropa, limpiar cortinas, alfombras, vamos que como no me frenen puedo empezar una tarde intentando disimular una mancha en la pared blanca de la terraza y terminar pintándola de rojo Inglés, de echo ya me ha pasado hace un par de veranos, quedó de bonita !!

Pues esta mañana mientras hacía mi descanso en el balcón me ha dado el apretón y he dicho esta tarde todas las cortinas del piso de arriba van a la lavadora !

Pero cuando he llegado del trabajo y he terminado de comer una voz interior similar a la de la mañana me ha dicho otra cosa que la verdad me gustaba mucho más, era una voz en mi cabeza que solo decía:

" vete al sofá, vete al sofá, pon esa peli que has intentado ver como veinte veces y duérmete".

Naturalmente ese plan me gustaba mucho más que el de subirme a una escalera y empezar a quitar cortinas y hoy como algo excepcional me he ido a mi sofá, pequeñito pero matón que quede claro, un sofá como el de Homer Simpson, con la forma de mi cuerpo ya incrustada y he intentado ver otra vez la peli, cosa que naturalmente no he conseguido.

Creo que antes de que el prota, un guaperas sin expresión facial hubiera matado al primero, que siempre es moreno, con aspecto de hispano, antes de que eso pobre actor hubiera muerto, yo ya estaba soñando, no sé con qué, pero soñando.

Lamentablemente mi teléfono ha empezado a sonar a las cuatro de la tarde y aquí ha terminado mi intento de siesta y relax.

Y yo me pregunto: qué mente perversa y calenturienta tiene la ocurrencia de llamar a una casa a las cuatro de la tarde??

Es qué esa persona no sabe que la siesta es sagrada, qué en este país hay aún afortunados que pueden intentar disfrutar de un momento de siesta?

Por lo que haciendo un resumen de la tarde la cosa quedaría de la siguiente manera:

- cortinas lavadas 0
- siestas disfrutadas 0
- pelis vistas 0
- llamadas impertinentes de publicidad que no pienso comprar 1.

Y claro después ya no tenía ganas de intentar dormirme y me he ido a la compra, la pelu, el parque y todas esas cosas que las madres hacen una tarde cualquiera de primavera.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "