" De obras "

Tengo a los albañiles en casa !!!

Es como luchar en una batalla ya perdida, yo limpio y ellos ensucian.

Ese es mi entretenimiento cada día cuando vuelvo del trabajo.

Dejo la casa limpia y colocada y a mi vuelta esta descolocada y sucia.

Mira que pongo medios para evitarlo, pero nada ellos se lo pasan por donde les da la gana y abren puertas, pegan martillazos, pisan todo, vamos que en vez de cambiar una bañera, parece que estamos cambiando las paredes y todo lo que tiene la casa.

Tan difícil es cambiar una bañera sin ensuciar una casa entera ??

El primer día, los obreros entraron en casa como un huracán y me dijeron:

- Buenos días !! Qué empezamos ??


- Si, si, claro a eso habéis venido, les dije yo.

Pues nada, dicho y hecho, con un martillo le dieron un golpe a la bañera y miles de trocitos de mis preciosos azulejos amarillos volaron por todo el baño.

Yo en mi mente solo escuchaba un grito desesperado, que era parecido a un:


Hay Dios Mío en la que me estoy metiendo !!

Después de una mañana a martillazos, que hasta la vecina vino a preguntar qué estábamos haciendo ??

A las 14 h cerraron el chiringuito y dijeron que hasta el día siguiente no volvían, que ellos por la tarde no trabajaban.

Toma ya !! y luego dicen de los funcionarios.

Fueron muy amables que se llevaron los cascotes y la bañera vieja, no pregunté a dónde, ni me importa.

El segundo día, al llegar me dijeron que era muy valiente, por haber elegido unos azulejos tan diferentes, uff eso me llamó la atención, porque los míos eran muy normalitos, amarillos y lisos.

Y me fui como una bala a ver que cajas de azulejos habían traído, hala otro grito interior, al ver los que me iban a poner, negros, grises y blancos.

Esos no eran los que yo había pedido, no me extraña que dijeran que era atrevida.

Corriendo a la tienda a decir que había un error y a por los míos, que si no me los ponían perdíamos otro día.

El 3º día con mis azulejos amarillos ya colocaditos, me dicen que ellos no me ponen ni el grifo ni la mampara, que eso es cosa del fontanero, pero el fontanero no ha dado señales de vida hasta cuatro días después, ese se cree que la gente no necesita ducharse, que la ducha es un objeto decorativo, porque yo creo que si no se nos ocurre llamarle un millón de veces aún no habría venido, que vamos a lo que ha venido es a poner el grifo y a medir, la mampara me temo que llega el otoño y aún no le tengo.

Los albañiles después de hacerme lo del baño, ya que estaban allí, les dije que continuaran con el patio.

Es que mi patio no era uno normal, era una pista de patinaje camuflada, una pista de hielo en caliente, en cuanto notaban algo de humedad en el ambiente te hacía deslizarte como una bailarina, pero sin entrenamiento previo.

Pues eso, que los señores albañiles, con su horario de mañana comenzaron a poner 21 mª de plaquetas de terrazo, pero como yo calculé mal y me faltaban plaquetas, en vez de ir a la tienda a por más se tomaron media mañana libre y el viernes comenzaron el fin de semana unas horas antes que el resto de los mortales.

Hoy martes han terminado por fin, pero yo estaba tan cansada, tan aburrida de ir limpiando huellas de botas por la casa, de recoger cascotes de debajo de todos los muebles que he pensado:

- Me voy a ir a la piscina que mañana será otro día y la mierda de la casa que no quite hoy la podré quitar mañana, que seguro que ellos no van a venir a quitarla.

Comentarios

  1. Los "artistas"son así tambien es que su trabajo tiene como consecuencia el polvo, la suciedad,los cascotes;pero no te quejes que eran unas personas muy formales y competentes y a mi parecer te ensuciaron poco, y el trabajo lo hicieron bien que es lo que cuenta.Mercedes

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "