" Semana Santa "



Estamos en Semana Santa y eso lo se, porque ahora solo se ven procesiones por las calles, igual me cruzo con La Virgen del Salobrar que con un Cristo Crucificado o lo más nuevo, con un grupo de exploradores.

Y es que en este pueblo en el que vivo tenemos dos tipos de procesiones en estas fechas:

- Las típicas de Semana Santa de las que no voy a hacer ningún comentario, pero a las que pediría, rogaría, suplicaría que hicieran que sus músicos ensayasen más y mejor, que se les van las notas aún un poco.

- Y las segundas procesiones son más modernas más actuales, más top.

Son esas que forman los turistas, domingueros en su mayoría, que salen dos veces al año de sus casa, situadas en esos bloques de hormigón que hay en todas las grandes ciudades, en esa jungla de cristal que todos conocemos, aunque solo sea por ir al médico cada dos meses o tres, que es a lo que vamos los de pueblo a Madrid, ( por decir una ciudad ) o a ver museos y entonces nos ponemos de domingo y pasamos el día disfrutando de la contaminación, de los coches, los escaparates y las tiendas abiertas los domingos.

Pues eso, que los domingueros se presentan en los pueblos equipados como si fueran Indiana Jones en busca del arca perdida, con sus trajes de Panama Hat, sus sombreros de Chuck Norris , sus todo terreno o todo camino como los llaman ahora,  relucientes,  y ellos planchaditos y más limpios que si la super niñera hubiera pasado revista.

Con la cámara en la mano, el  planos de la guia michelin ,el GPS, el ads, los sms, y el tom, tom, con todo y con eso, se pierden, se pierden en un pueblos de 8000 habitantes, en una carretera comarcal que no tiene perdida, este u oeste, en localidades sin semáforos, en calles en las que el número más alto es el 50 y está en  la principal.

Entoces se te acercan en el parque con frases entrecortadas, como si no les fuésemos a entender, y te dicen:

- Hola, mira, ( te tutean seguro ) es que mi tom, tom, me dice que aquí tiene que haber un camino para llegar a no sé qué monasterio y no aparece ?

- Y yo pienso, coño, se ha gastado una millonada en un cacharro que le envia por un camino de cabras en vez de por la carretera comarcal.

- Pues miré, les dices, ( les hablas de usted ), si desean ir al monasterio donde se retiró el Rey .... y les das una clase de historia, pura y dura, acompañada con un pero si paran unos km antes podrán ver,... y a la vuelta se pueden acercar a comer al restaurante tal.. que aparece en esa guía michelin que tiene en la mano, o conocer los paradores de la zona, donde además de comer bien disfrutará.....,

En fin, que los tíos se van a ir más flipaos que cuando iban a clase de historia y les contaban que los hombres ya habían llegado a la luna.


Y es que los Indiana Jones de ciudad, se piensan que en esta zona aún vivimos como en la película de los Santos Inocentes, que los lugareños no tenemos tele, ni conocemos lo que es un GPS, ni tenemos cultura, ni sabemos vivir y vienen a conquistarnos, a descubrir tierras vírgenes, a la selva.

Y se llevan un sorpresa, cuando ven que vivimos igual o mejor que ellos, que el lema de los pueblos en cuestiones de casa es " burro grande ande o no ande ", que en vez de un coche tenemos dos o tres, que sabemos lo que es un tom, tom, un GPS, que tenemos Wifi, y lo sabemos utilizar.

En fin, que somos gente culta, que disfrutamos de lo bueno de las ciudades, a la vez que de lo mejor de los pueblos.

En resumen que los pardillos son ellos!!

Comentarios

  1. Y donde yo vivo que está a media hora mal contá del tuyo, vienen de la misma guisa solo que aquí se quedan extasiados mirando la iglesia del siglo xv con los nidos de cigueñas en su torre y sacan fotos aunque sean las 10 de la noche y no se vea un pijo a esas alturas. O te preguntan donde comer de tapas y tú les preguntas si quieren comer de montería y preguntan que qué es eso, o por donde se va a Monfrague y tu se lo indecas y les dices que tambien pueden visitar Guadalupe, que seguro les gustará, o Trujillo o La Vera etc,etc. y te miran como diciendo: pues no lo sabíamos.
    Da pena ver como aún se segue pensando en Extremadura como la tierra olvidada y atrasada de esa mala prensa que siempre hemos tenido.

    ResponderEliminar
  2. ¿De pasos y procesiones hablamos?.
    Acaso nos fijamos en algo sin darnos cuenta de que lo imitamos y asi podemos vernos en la proceion del domingo, esa donde nos humillamos en una "estacion" tomando un brebaje que bendecimos por su calidez en invierno o su frescor en veranos.
    Procesiones de humildes son, aquellas que las suplicantes realizan a "Santa Talla" en el "camino de las pescaderas" que de rojo pintado ¿En su honor?, une los pueblos cercanos para quemar los placeres del comer.
    En fin procesion y turistas "avis son comunes" de estas santas vacaciones.

    ResponderEliminar
  3. traducción del comentario anterior:
    los domingos vamos al bar de la estación a tomar café calentito en invierno y con leche y hielo en verano. sin duda uno de los mejores cafés de la zona, y no tiene que ver con que la dueña y yo nos conozcamos desde primaria
    Santa talla son los 8 km de paseo casi diario que llevo haciendo dos años, también llamado la ruta del colesterol.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" 3XL"

" La mancha "