¡¡ Qué mal rollo !!

Malas pasadas las hemos tenido todos, hoy me contaba una amiga compañera la última que le ha pasado a ella.

Ir con el carro lleno en un centro comercial y que ni tengas dinero, ni te funcionen las tarjetas de crédito, es un mal rollo, diría que triple:

1ª Porque todos piensan que no tienes dinero, a nadie se le ocurre pensar que las tarjetas se anulan, se bloquean, esas cosas.

2º porque te mueres de vergüenza, todo el mundo te mira.

3º No puedes hacer la compra.

Si además estás sola o tu pareja o amigos no responden a tus insistentes llamadas de móvil, la cosa empeora, empeora, empeora.

Las cajeras en vez de ser comprensivas contigo, generalmente te ponen pegas y mala cara, vamos un mal rato.

A mi una vez lo que me pasó fue que me fui sola a otra ciudad con la suma de 2 e en el bolsillo, pero no había problema, llevaba la 6000 y la Visa.

Cuál fue mi ataque de pánico y gritos de terror cuando la tarjeta se quedó dentro del cajero porque mi crédito era de 0 e y yo lo había sobrepasado ya y del número de la visa jamás me acuerdo.

Entré como una loca en la sucursal bancaria, creo que pensaron que les iba a atracar, mientras decía," se la ha comido, se la ha comido "   y tuve la suerte de ser atendida por una mujer que comprendio mi ataque de pánico cuando la dije:

- he venido a las rebajas sola y no puedo sacer dinero del cajero!!!!

-Ella me dijo, " Tranquíila, dame el D.N.I.y te doy lo que necesites"

Uff que alivio!!!

Hoy tengo otro marrón, hacía años que no iba a la biblioteca pública. pero hace un mes y tres días fui a por un libro, que tenía que leerme pero que no me apatecía comprar, total que me dejaron el libro.

Pero me he dado cuenta ( tarde ) que no se puede guardar en la misma bolsa, un libro y  un termo de café.

El caso es que el libro ahora parece uno de esos libros infantiles que huelen, pero este huele mal, a café rancio y hoy no me va quedar otra que ir a la biblioteca a decirlo.

Un punto a mi favor es que he comprado el libro al final y se lo voy a llevar nuevecito, porque encima no me lo he leído porque no me gusta.

 A ver que pasa cuando se lo cuente.

Si os parece, podéis contar alguna situación comprometida, como la vez q me equivoqué de tanatorio y di el pésame a quién no era.

o la vez que mi madres y yo nos metimos en un vagón de tren de 1ª  clase y nosotros llevábamos billetes normales, pues eso a ver si contáis cosas graciosas.

Comentarios

  1. jeje, lo de la tarjeta es un marrón, y a mí no solo meha pasado una, sino varias veces, menos mal que al final siempre pasaba alguna. Yo creo que lo que pasa es que se me fastidia la banda magnética porque en la cartera también llevo la tarjeta para entrar en el trabajo si no no es normal, pero vamos, que si la cajera me pone mala cara la mando a freir monas. A mí es que no me gusta llevar dinero encima, me parece mucho más cómoda la tarjeta, ya sea de debito o credito, si va a comprar algo que vale 13, 70, te gastas eso, 13, 70, si sacas 50 euros para pagar en efectivo, entre unas cosas y otras sin darte cuenta te lo gastas todo!!!

    ResponderEliminar
  2. pues por no llevar dinero una vez tuve que pagar el pan con la 6000, y a la cajera se la saltaban las lágrimas de la risa, 1,10 e con la tarjeta.
    Muchas gracias por el comentario Enrique.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo que soy "mu de mi pueblo, es decir mu recumplia" fuí con otra compañera del colegio a casa de un compañero a dar el pésame a los familiares por su muerte y estabamos con lo clasico de esos momentos :que si pobrecito lo pronto que se le presentó etc.etc. cuando el familiar que nos estaba atendiendo dice: pues esta mañana han llamado las hermanas desde el hospital y dicen que está un poquito mejor. Mi compañera y yo nos miramos con cara de "tierra tragame" nos levantamos como un resorte diciendo:Bueno que nos vamos que es muy mala hora de visitas.Cuando desgraciadamente sucedió la muerte nos aseguramos de que la noticia era cierta para volver a la casa para hacer el "cumplimiento".

    ResponderEliminar
  4. A mí nunca me han gustado las tarjetas para pagar de hecho nunca la uso.Acuerdate Lucía, cuando ibamos a Madrid a revisión,yo siempre me guardaba un billete de 5000 ptas en los zapatos por miedo a que nos robasen el bolso y así tener dinero para el billete del tren.No es que sea una medida muy higienica pero desde luego muy efectiva.

    ResponderEliminar
  5. jijiji, y luego perdíamos los billetes de tren

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Unos posits "