" ¡ Ya, ya, ya ! "

Ya, ya, ya!!!

Ya es Navidad! Que ya han puesto el anuncio de la lotería en la tele.

Puag, que asco le tengo a las Navidades, no las puedo soportar.

 Hay que estar feliz por obligación.

Hay que querer a todo el mundo.

Desear felices fiestas hasta al capullo que más odiamos.

Comprar regalos hasta para el vecino del 5º con el que no hemos hablado nunca.

Cebarnos de comida casi todos los días.

Beber más de la cuenta.

Hacernos ilusiones con los millones de la lotería de Navidad, que dicho sea de paso, desde que son en euros yo no me entero muy bien de cuanto me puede tocar y los planes con el posible premio son más complicados.

Y al final de todo, lo que nos queda es:

Un montón de regalos que generalmente no nos gustan.

Un montón de kilos, que nos costarán meses perder.

Algún que otro resacón.

Y dar gracias a la Virgen de quedarnos como estamos, que de la lotería lo único que hemos visto es el dineral que nos hemos gastado en comprarla.

Dicen en las noticias que nos, perdón, que los reyes magos se van a gastar una media de 160 e en regalos por persona.

Eso sumado a lo que me gasto en lotería, al dineral en marisco, cabrito, cochinillo, merluza, bebidas, y ropa, hacen un total de .... e, MUCHO.

Vamos que si con ese dinero me organizo unas vacaciones en un país que NO CELEBRE LA NAVIDAD.

Sería feliz.

Comentarios

  1. 0dio la navidad teniendo en cuenta que con eso de que es tiempo de paz y amor aprovechamos para refregarnos por los morros lo malos que somos y como no t puedes enfadar hay te quedas con cara de....merluza jajajjaja

    ResponderEliminar
  2. Pues a mí me encanta! es una de las épocas que más me gustan, por los reencuentros, sobre tdo y las caras de los niños cuando abren los juguetes, por lo bien que me lo paso comprándolos...etc...

    ResponderEliminar
  3. A mí tampoco me gusta la Navidad, siento nostalgia por los que ya no están, por los que están y es como si no estuviesen...Hace unos años gané el primer premio en un certamen de telatos de Navidad que titulé Navidades de otro color y en donde contaba mis Navidades de cuando era pequeña que eran unas Navidades de luto sin canciones ni risas ni rondas con aguinaldo. Dicen que las cosas que te ocurren en la infancia te marcan para siempre y algo de eso tiene que haberme pasado a mí.De estas fechas lo único que se salva es la mágia de los niños con sus regalos de los Reyes o Papá Noel.Pero bueno, un año más continuaremos con el ritual.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "