" Vamos de caza "

Poner el vídeo de " el hombre y la tierra " y mientras suena la música leer esta historia, jijiji.

Nos encontramos en época de caza y no lo sé porque me guste, lo sé porque veo llegar a un vecino por las mañana cuando yo me voy de paseo con toda la equipación.

 A mi la caza ni me va, ni me viene, más bien me da igual, que desde que era cría no he asistido a ninguna montería y ese día por poco me convierto yo en la presa.

Que todo iba muy bien, hasta que comenzaron a llegar los participantes con las presas y yo me dí cuenta de la batalla tan desigual que se había producido.

Unos equipados con armas como una super potencia y los otros desarmados , como algunos países del tercer mundo, comencé entonces a insultarlos y lo siguiente que recuerdo es a mi padre diciendo que yo estaba desarmadas y ellos armados hasta las cejas.

Pero bueno eso es otra historia.

Hoy nos vamos a centrar en los preparativos para ir de cacerías, unas cacarias en las que todos participamos o " hemos participado " .

Para eso no vamos a tener en cuenta la ley de igualdad de género y dividiremos a los miembros, miembras, por su condición, en cazadores y cazadoras.

Hablaré 1º de las cazadoras:

Las cazadoras " generalmente " son muy activas, en estas monterías, da igual que tengan el congelador lleno hasta los topes o vacio, las cazadoras, siempre están alerta, listas por si se aproxima una presa. ( como las leonas ).

El 99 % de las cazadoras comienzan su ritual días, semanas, meses antes del evento.

Las cazadoras se preparan a conciencia:


- Sesiones de gimnasio, yoga, batuka, pilates, aerobic,...
- limpieza de cutis.
- Peluquería, baños de color del pelo, tintes, espuma, hidratantes capilares.
- Cremas faciales, rayos uva.
- horas y horas de tiendas para encontrar la ropa perfecta.

Las cazadoras cuidan su cuerpo como lo que es, una máquina precisa, que no puede fallar.

El día de la caza:

Repiten otra vez lo que llevan haciendo durante meses:

- ducha, peluquería, hidratantes, maquillaje, uñas, cera, láser,...,

Vamos una itv completa.

Después el armario es atacado sin piedad, que aunque se tiene claro lo que se va a poner, si se tiene tiempo hay que probarse hasta el traje de la 1ª comunión, por si acaso.

Una vez preparada, la cazadora queda con el resto de la manada, otras cazadoras como ellas.

Y comienza la cacería.

El cazador:

El cazador suele ser más simple en su preparación. Lo decide todo en el último momento, no prepara nada con antelación, no se organiza y queda con otros cazadores como él.

El día de la caza:

- El  arma "siempre " preparada el día de la caza y los demás días el año.
- El aseo personal, no siempre se realiza, digo no siempre porque muchos si pasan tres segundos por la ducha, lo justo para mojado, enjabonado y aclarado, vamos como los lava coches de las gasolineras.
- La ropa, se selecciona en la mayoría de los casos con la luz apagada, introduciendo la mano en el armario y seleccionando lo 1º que se agarra, un pantalón, camiseta o camisa, sin preocupar tono, color, arrugas, zapato o zapatillas, da igual.
- Sin mirarse en el espejo, sin tener en cuanta la moda, el conjunto.

 El objetivo es ir vestido, y eso está cumplido.

Una vez vestido el cazador sale a cazar, up!! quiero decir a ser cazado.

Que como en casi todo lo demás las cazadoras son las que deciden si se dejan cazar y las que seleccionan a las presas.

 Pero eso ya lo hablaremos otro día.

Comentarios

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Unos posits "