" Los cuatro mosqueteros"

Si, los cuatro por que nosotros eramos cuatro.

" El marcado, el callado, la retaco y yo".

Unidos en la jungla que es el mundo, unidos ante los peligros, ante las injusticias, ante el rechazo al diferente, al que no es un borrego, al que piensa y actúa por principios y no por modas, al que se sale del redil.

Y nosotros eramos esos, los diferentes.

Eso hizo que formásemos una piña, que nos uniese una amistad que nos ayudo a madurar, a sobrevivir.

La vida en sociedad es dura, y si encima eres diferente, en cualquiera de los aspectos, sean físicos, de carácter o sociales, los demás tienden a marginarte, a insultarte, a señalarte.

Menos mal que siempre hay buenas personas que te aprecian y te quieren por lo que eres y no por lo que se ve.

Ellos ven en tu interior, sin preocuparles el exterior, el envoltorio.

Esos son los verdaderos amigos, los que perduran en el tiempo, los que nunca se olvidan, ni dejan de ser amigos, aunque no hables con ellos en veinte años.

Porque nosotros los cuatro mosqueteros fuimos amigos durante años.

Después la vida, los estudios, los trabajos nos separaron.

Durante estos veinte años los he visto poco, pero cada vez que nos vemos sonreímos, nos abrazamos, hablamos y nos ponemos al día, de nuestras vidas que un día fueron como las de los mosqueteros.

          "Uno para todos, todos para uno"

Comentarios

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "