viernes, 13 de junio de 2014

" 2 kg "

El sábado pasado junté 6 kg de cerezas de las más grandes y ricas en mi nevera, este año me han regalado muchas y me daba pena que se estropeasen.

Normalmente se las llevo a mi familia cuando voy a verlos o vienen ellos a por ellas y así tomamos un café una tarde entre semana, pero esta vez no habíamos cuadrado los días y mi nevera parecía la cámara de una frutería.

A mi, como a la mayoría me da pena tirar la comida o dejar que se estropee en la nevera, por eso decidí llevarme 2 kg esa tarde a la concentración de Kárate de nuestra comunidad, que se celebraba en nuestra localidad y en la que mis hijos hacían sus primeros pinitos ( me estoy limpiando la baba con un pañuelo, orgullo de madre, aunque solo sean cinturón amarillo, yo lo veo casi negro ).

Metí en el maletero una caja y muchas bolsas, había pensado repartir cerezas entre todos los amigos, pero, siempre hay un pero, a todos les pasaba lo mismo que a mi e incluso peor, todos tenían cerezas en su casa porque se las habían regalado o porque tienen cerezos en sus fincas y los 2 kg seguían intactos.

Cuando todo terminó y nos marchábamos hice una de las mías y paré a una familia que se marchaba ya, había gente que había venido desde otra provincia y les quedaban casi tres horas de coche para volver.

Toqué en el cristal de la familia seleccionada y les pregunté:

- Sois de fuera ?
- Respuesta a coro de los padres, SII !!
- Queréis cerezas ?
- Cuánto cuestas ? preguntaron, tengo que tener cara de frutera, pensé yo.
- No, no, os las regalo, que tengo tantas que se me estropean en la nevera !!! Les dije entre risas, mientras me giraba y abría el maletero de mi coche.
Unos segundos después se marchaban con la caja de cerezas, más contentos que unas pascuas mientras me miraban y me veían celebrarlo gritando;

2 kg menos !!!!

Espero que les gustasen.