lunes, 28 de abril de 2014

" Una rosa junto al coche "




Al subir al coche la otra tarde me encontré una rosa, estaba tirada en el suelo, no muy bien cuidada, algo rota y un poco sucia.

Me gustó su color, su forma y su sencillez. Me recordó todas esas cosas que duran poco y que recordamos durante años, todos esos momentos que se pasan en un suspiro y que nos hacen tener un buen día.


Fugaz, muy fugaz fue su belleza,
su momento, su olor.

Fugaz su esplendor,
como un amor en una noche de verano,
como un beso robado,
como un te amo.

Apenas duró unas horas y quizás por eso resultó más hermosa.




viernes, 25 de abril de 2014

" Viernes Santo "

Que te presentes en la procesión de Viernes Santos y en vez de mirar tú, te miren a ti los de la cofradía, no es algo de lo más normal, pero claro a mi me pasan estas cosas.

Hacía años que no iba, pero por una madre se hace casi todo, en mi caso ir de procesión.

Había encontrado un lugar privilegiado para verlas, una balconada en la plaza mayor desde la que se veía todo el recorrido. mientras contemplábamos el primer paso, que va acompañado de sus cofrades y su orquesta, uno de mis pendientes se cayó al suelo.

Muy tranquila les dije  a mis compañeras de procesión que bajaba a por él.

Una vez abajo no lo encontraba, se lo había tragado la plaza.

Mis acompañantes también bajaron y comenzaron a buscar.

La situación se presentaba de lo más cómica, cuatro mujeres caminando en círculo, con las manos a la espalda y mirando al suelo.

Algunas personas que nos vieron y nos conocían nos preguntaron que hacíamos y se unieron a la peculiar procesión.

Después de un rato uno de los cofrades se acercó a nosotras y nos preguntó por nuestro extraño caminar:

- Qué hacéis ? Nos dijo en susurros.
- Buscar un pendiente que hemos perdido. Le respondimos en susurros también.
- Ah ! Nos dijo y comenzó a mirar al suelo.
- Mira, mira ! Nos dijo señalando una cosa, pero no era el pendiente.

Después de un buen rato, cuando ya terminaba la procesión, una de mis acompañantes, casi descartando ya que lo encontrásemos se puso en el punto cero, donde calculamos que había dado el primer golpe al caer, miró al suelo y :

Allí estaba mi preciso pendiente !!

Desde luego fue una noche de Viernes Santos diferente.


Estos son los famosos pendientes !!


lunes, 7 de abril de 2014

" Martilleando ·

He descubierto que soy ambidiestra, doy martillazos con la mano derecha igual que con la izquierda.

Yo sabía que era una zurda especial, escribo y limpio con la izquierda pero casi todo lo demás lo hago con la derecha, incluido dar martillazos, pero eso hoy ha cambiado.

Desde hace algún tiempo tengo ganas de crear un rincón para colocar todas las herramientas, que las tengo, lo que pasa es que están todas dispersas por la casa y a veces no las encuentro.

Ya me están haciendo un banco de trabajo a medida, me resultaba más fácil encargar uno que encontrar el que yo quería.

En la parte de arriba había pensado poner unas estanterías y en el rincón en el que voy a colocar la lavadora y la secadora poner otras, las maderas no las he comprado, he reutilizado las de unas estanterías que estaban que se caían.

Muy animada esta mañana me he puesto a medir y calcular donde tenía que hacer los agujeros con el taladro, ver que broca era la mejor, los tacos, las alcayatas, vamos que la teoría me la se muy bien.

Una vez hechos los agujeros y colocados los tacos he empezado a colocar las escuadras en las maderas, pero el destornillador no tenía batería, ( es eléctrico ) y he tenido que hacerlo a mano.

En este momento me he dado cuenta que mis fuerzas son pocas y me he liado a martillazos con los tornillos de rosca, que son para la madera, me daba igual, con una mano, con la otra, los tornillos han terminado dentro de la madera, pero al poner la estantería en la pared me ha dado la sensación de que no quedaba muy bien y no me he quedado cerca una vez que he puesto encima unos rollos de papel higiénico.

Menos mal !! Que golpe ha pegado contra el suelo !!!

Después del estrepitoso fracaso con el bricolaje he decidido pedir ayuda a un vecino que se ha hecho autónomo y se dedica a este tipo de tareas.

Creo que soy mejor diseñando y organizando las zonas de la casa que poniéndome manos a la obra.

Cuando mi vecino venga y lo coloque todo donde yo tengo pensado haré una foto para que veáis lo bien que trabaja y lo bien que yo diseño los rincones.