" Viernes Santo "

Que te presentes en la procesión de Viernes Santos y en vez de mirar tú, te miren a ti los de la cofradía, no es algo de lo más normal, pero claro a mi me pasan estas cosas.

Hacía años que no iba, pero por una madre se hace casi todo, en mi caso ir de procesión.

Había encontrado un lugar privilegiado para verlas, una balconada en la plaza mayor desde la que se veía todo el recorrido. mientras contemplábamos el primer paso, que va acompañado de sus cofrades y su orquesta, uno de mis pendientes se cayó al suelo.

Muy tranquila les dije  a mis compañeras de procesión que bajaba a por él.

Una vez abajo no lo encontraba, se lo había tragado la plaza.

Mis acompañantes también bajaron y comenzaron a buscar.

La situación se presentaba de lo más cómica, cuatro mujeres caminando en círculo, con las manos a la espalda y mirando al suelo.

Algunas personas que nos vieron y nos conocían nos preguntaron que hacíamos y se unieron a la peculiar procesión.

Después de un rato uno de los cofrades se acercó a nosotras y nos preguntó por nuestro extraño caminar:

- Qué hacéis ? Nos dijo en susurros.
- Buscar un pendiente que hemos perdido. Le respondimos en susurros también.
- Ah ! Nos dijo y comenzó a mirar al suelo.
- Mira, mira ! Nos dijo señalando una cosa, pero no era el pendiente.

Después de un buen rato, cuando ya terminaba la procesión, una de mis acompañantes, casi descartando ya que lo encontrásemos se puso en el punto cero, donde calculamos que había dado el primer golpe al caer, miró al suelo y :

Allí estaba mi preciso pendiente !!

Desde luego fue una noche de Viernes Santos diferente.


Estos son los famosos pendientes !!


Comentarios

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "