lunes, 25 de febrero de 2013

" " Esperanzas "

Sentada, esperando a que me tocase entrar en la consulta, aburrida, observaba esta mañana al resto de las personas que esperaban como yo y me acordaba de como estaba hace seis años.

La mano en la espalda como si con eso mitigase el dolor. El cuello rígido, la cara serie, es lo que tiene el dolor, te hace parecer un mal bicho, te hace estar seria, no te deja vivir.

Se nota quien lleva mucho tiempo viniendo y quienes lo hacen hace poco tiempo, la presión de las manos en la espalada es menor para los que ya llevamos un tiempo.

Después de casi dos horas y un par de visitas al coche para cambiar el tique de la zona azul me toca por fin entrar en la consulta, para mi es como la visita al cielo, es la ITV trimestral, después de la visita aguanto tres mese sin dolores, hago una vida normal.

Salgo de la consulta contenta, con mucha hambre porque hace muchas horas que no como y decido ir a un restaurante que conozco, buena comida a buen precio, qué más se puede pedir??

Cuando nos sentamos a comer nos damos cuentas de que las personas que están en la mesa de al lado también estaban en la consulta, nos saludamos y nos ponemos a hablar.

Es su primera visita al médico y no tienen muy claro si le va a funcionar, durante la conversación la doy esperanzas, la pido paciencia y la explico lo bueno que está por llegar.

Ella me dice que eran justo las palabras que necesitaba, las palabras que la tranquilizan y la hacen tener esperanzas de un  futuro mejor, de unos días sin dolor, de una vida normal.

Y es que las personas que tienen la desgracia de padecer algún tipo de dolor han de convivir con él a diario, además de con todo lo que la vida en si les va deparando.

" Un café descafeinado "

Sentada en mi cafetería preferida, con un trozo de pastel y un descafeinado, con mi pelo rizado, me doy cuenta de la cantidad de cambios que he hecho en poco tiempo. Como tarta, tomo café sin cafeína y dejo que mi pelo se muestre tal y como es y no como me gustaría que fuese.  

Sentada espero a que llegue una de mis mejores amigas, a la que conozco hace décadas y que el destino hizo que nuestra vida como adultas, como madres se realizase en la misma localidad, en la misma calle.

Mientras me relamo la cuchara con un trozo de tarta, porque es algo que hace mucho también que no hago, me doy cuenta de lo que valen los pequeños detalles, las cosas que si las haces todos los días casi carecen de valor, pero que cuando las cuidas, las aprecias tienen un sabor diferente.

Me doy cuenta de lo mucho que cuesta conseguir algunas cosas y lo fácil que pueden perderse.

De las vueltas que da la vida y no siempre para peor, de todas las cosas que están por venir y que ni imagino.

Sentada tranquilamente, sin prisa, porque tengo casi una hora para disfrutar de mi descafeinado, de mi tarta y de la buena compañía de una amiga, decido no pensar en todas las cosas que me preocupan, en todas las cosas que me apenan y descansar.

Porque los días son largos, las penas vienen sin que las llames y las alegrías no pasan todos los días.

jueves, 14 de febrero de 2013

" Endomondo "


Dentro de un par de meses tengo un par de celebraciones religiosas, de esas de las que te matas de hambre para poder ir y luego en ellas te cebas hasta reventar.

He pensado ponerme un vestido y unos tacones, y aunque el vestido es en plan globo, no creo que parecer un globo de verdad me haga quedar bien.

Estos carnavales vi a una que iba disfrazada de bola de discoteca y me di cuenta de que el contorno de la bola la había salido muy  bien, son muchos los meses y las pizzas que se necesitan para hacer un traje tan bien.

Pero yo he decidido que No voy a ir con el disfraz, que voy a intentar tener un contorno normal.

Y no quiero que se convierta en una obsesión, en una enfermedad, en un no saber vivir ni disfrutar de la vida con tal de perder un poco de peso, porque eso no es vida, si la necesidad de perder peso se antepone a todo lo demás, si me impide disfrutar de lo que me rodea, pero necesito perder un poco de peso, porque con el tiempo lo que en un principio parece algo sin importancia se puede convertir en un gran problema, y naturalmente porque en este mundo los vestidos bonitos y la gran mayoría de la ropa es de tallas menores y a mi me gusta ponérmela.

Por eso llevo tiempo dando paseos, evitando los dulces a cualquier hora del día y comiendo un poquito más sano.

Además me he descargado una aplicación para el teléfono:

ENDOMONDO.

Me dice los km que hago, las calorías que pierdo, vamos que es como llevar a un entrenador dando la tabarra en la oreja todo el rato.

Además cuando recorro un kilómetro para la música y me lo dice, cosa que anima mucho.

Pero el caso es que a mi sola me va a terminar aburriendo y se me ha ocurrido que si más gente lo utiliza y nos picamos amigablemente podemos durar más tiempo haciendo deporte.

Quién se anima ?

Hoy he recorrido 5,5 km en 1 h, he perdido 350 calorías, según el teléfono, vamos que si te has comido antes un bocadillo de nocilla no lo has adelgazado con el paseo.

Pero yo no me lo he comido !!!!

viernes, 8 de febrero de 2013

" Romper las normas "

Cuando comencé este blog me impuse solo dos condiciones, no iba a hablar ni de política ni de religión, pero con la que está cayendo es imposible pasar por alto algunas cosas que leo en el periódico.

Antes de decir nada sobre la noticia en cuestión, me hago una nota mental en mi cabeza en la que apunto:

Dejar de ver las noticias sobre política en la prensa y en las noticias de la tele, lo único que consigo es enfadarme más.


La noticia de la que hoy quiero hablar la escuché ayer en la radio y hoy la he visto en el periódico.

En la radio además dijeron que si los políticos cobrasen más, no habría tanta corrupción.

TOMA YA !!! CON DOS COJONES !!!

Soy un corrupto, soy un ladrón, pero si me subes el sueldo no robaré tanto.

Pero aquí me hago la siguiente pregunta ?

Cuanto te tengo que pagar para que no robes tanto como estás haciendo ??

Y si en vez de pagarte un sueldo, considero que la política debe ser un cargo altruista, por amor a los demás, por el bien general y no te pagan nada por hacerlo ??

Y si todo el mundo pensase igual ?

Si pagando un sobrecito al médico me atiende antes y mejor.

Si me das un sobre le limpio los mocos mejor a tu hijo si estás en mi clase.

Si todo el mundo pidiese un poco más por hacer lo que tiene que hacer, entonces todos seríamos IGUAL DE LADRONES Y AMORALES QUE ELLOS.

Me parece increíble que este señor no tenga una respuesta contundente ante esas afirmaciones sobre su sueldo, que no digamos nada ante todos los trapos sucios que cada día aparecen en la tele, ante todas las injusticias.

La verdad es que no creo que vea en las noticias a la policía aporreando la puerta del duque en palma do para embargarle la casa, ni tampoco veremos esposados a todos esos que se han ido con las bolsas de dinero al país del chocolate.

Una pena, porque entonces las noticias iban a ser interesantes de verdad.

martes, 5 de febrero de 2013

" Razonando "

Ayer fue San Blas y en un pueblo cercano lo celebran a lo grande, no habíamos ido nunca y decidimos ir a pasar la tarde.

Cuando llegamos no se veía a mucha gente por la calle, pero pensamos que el pueblo es pequeño y tampoco iban a estar las calles llenas.

Después de un paseo por esas preciosas calles empedradas, nos acercamos a la iglesia, donde coincidimos con el comienzo de la procesión.

Sacaron al santo y empezaron la puja de los palos para portar al santo.

Mi hijo pequeño me preguntó que era lo que hacían dando voces, y yo le expliqué que la gente pagaba por llevar cargado al santo.

Al momento me miró con cara sorprendida y me dijo:

- Pero que dices, tendría que ser al revés !! Con lo que tiene que pesar tendrían que pagarlos a ellos por cargar ese peso.

Y es que a veces los razonamientos de los niños son tan lógicos y aplastantes que no sé por donde salir.


domingo, 3 de febrero de 2013

" A mi no me va a pasar "

El televisor de mis vecinos se ha suicidado, ha muerto a lo bonzó, les ha salido ardiendo una noche y eso que estaba desenchufado.

Yo ya sabía que la programación era mala, pero no lo imaginaba que tanto, el caso es que es el segundo televisor del barrio que muere en circunstancias misteriosas, el primero fue el nuestro, que un día decidió lanzarse al vacío desde lo alto de la encimera de la cocina.

Mis primeras sospechas apuntaron directamente a mi hijo mayor, pero por aquel entonces tendría unos tres años y casi no alcanzaba a lo alto de la encimera, una concienzuda investigación descubrió que la verdadera culpable había sido yo, al colocarlo sobre una tabla redonda de quesos de ikea. Nunca lo hagáis si la tele tiene una superficie mayor que la tabla, o las cosas terminarán mal, para la tele claro.

Cuando el vecino me contaba lo sucedido me di cuenta de que no tengo nada pensado en caso de incendio, no he pensado en como salir de la casa si la entrada se bloquea, o que llevarme.

Y es que hay cosas que por mucho que se hablen nunca pensamos que nos van a pasar a nosotros, que solo le pasan a los demás, problemas, decisiones, accidentes, sucesos de los cuales nos creemos inmunes.

Una lástima, porque si fuésemos capaces de pararnos a pensar en ellos y las posibles soluciones, a lo mejor cuando nos ocurriesen no nos pillarían tan extrañados, tan indefensos, tan entontecidos.