jueves, 31 de enero de 2013

" 6 km cuesta arriba "

Había antes un anuncio en la tele, creo que era de un coche, en el que se veían las mismas escenas una y otra vez, en ellas quieren hacer entender que todos tenemos rutinas, la cafetera, la lavadora, el tique del parking, cosas así.

Hoy mientras daba mi paseo diario, pensaba que todos los días voy al mismo sitio, que el paisaje me tenía que resultar rutinario, igual y sin embargo no lo es. Cada día veo algo que me gusta, que me resulta diferente, que me llama la atención.

Una flor, un pájaro, un sonido, un olor y esto me ha hecho darme cuenta que aunque la vida pueda parecer muchas veces la del anuncio, la rutina de cada día, el repetir una y otra vez las mismas cosas, a la vez podemos encontrar en esas cosas pequeños detalles, matices que pueden darnos la diferencia.

Es esto lo que evita que los 6 km se me hagan cuesta arriba, lo que hace que según va pasando la semana el agotamiento sea lo único que me invada, porque el resto de las cosas, aun siendo iguales, también son diferentes.

Quizás sea esto lo que otros llaman vivir el día a día, no lo sé, pero es lo que hay.


Mi paseo de hoy.















De hace dos meses.

De hace más de un año.

sábado, 26 de enero de 2013

" Día de nieve "

Anoche cuando me acosté lo hice con una nota mental, un psot-it en mi cabeza, una ralladura, un no lo estoy organizando todo bien.

Y es que anoche cuando me fui a la cama, ya había preparado una medio maleta, porque hoy hemos ido a la nieve.

La maleta llevaba esto para dos niños:

- 6 pantalones.
- 6 polares
- 6 mudas completas
- 6 camisetas.
-  y 6 pares de zapatos.

Todo era por si se mojaban, no estaba dispuesta a tener que colgar ropa hasta en la antena del coche como otras veces.

Con la maleta ya lista decidí que uno de los niños no llevaba los zapatos adecuados para andar por la nieve y pensé que era mejor comprarle unas botas de agua por la mañana, y con ese come come me acosté.

Esta mañana a las 9,30 h estaba frente a la tienda para comprarlas, pero la tienda no habría hasta las 10,30 h.

He terminado comprando unas botas made in China que olían muy, muy raro.

Como no me han convencido mucho y me he acordado de las mujeres que se las pusieron los pies malos este verano con unos zapatos de ese país he quedado con las demás personas que venían a la nieve con nosotros en el aparcamiento de un centro comercial y mientras esperábamos a que viniesen le he comprado unas botas de campo al niño, para que estuviese él a gusto y yo tranquila.


Hemos subido a la zona de las pistas de esquí casi en procesión, unos detrás de otros.

Allí hemos quedado el coche en una zona completamente helada, nada más bajarme de él y caerme al suelo me he dado cuenta de dos cosas, ( no valgo para bailarina ) y he descubierto por qué un audi Q5 es más caro que mi tastarro familiar.

Nosotros no hemos salido de la zona dedicada a que los críos se deslizasen con los trineos de decathlon, pero allí había mucha gente, domingueros como nosotros y otros disfrazados de surferos de invierno, con colores chillones y botas que les hacían andar como patos.

Niños llorones, parejas discutiendo, gente dando porrazos cada dos por tres y una señora china con unos taconazos que yo no me pongo ni en un día normal y ella allí como si nada.

Además de los trineos que lo que más hacen es ocupar sitio en el maletero del coche, la gente llevaba una especie de cucharas de plástico gigantes para deslizarse, por 3 euros no pidáis mucho si las compráis.


Después de casi tres horas en las que sorprendentemente hemos pasado calor, todos los que allí estábamos hemos sentido el gusanillo en el estómago y hemos decidido marcharnos a la vez.

 Menos mal!! Porque es en ese momento en el que me he dado cuenta de por qué el  Q5 es más caro que mi coche, el señor que lo conducía ha salido a la primera del descampado con todo el suelo helado y claro yo he pensado que podría hacer lo mismo, menos mal que 6 hombres han empujado mi coche hasta que a purita fuerza bruta hemos salido de allí.

Los niños han disfrutado, no les he tenido que cambiar de ropa, las botas han evitado que se cayese al suelo y las fotos han quedado muy bien.


                                  Qué más se puede pedir para un día de nieve !!!



jueves, 24 de enero de 2013

" Esta tarde "

He encontrado el final del arco iris,
pero no había una olla de oro,
ni un jardín del Edén.    

He encontrado el final del arco iris
y me he dado cuenta de que no estaba muy lejos.

Podía ser el final del arco iris
o tal vez es el principio.

Todo depende de lo que mire y como lo mire.

De lo que allí quiero hallar.

He encontrado un lugar, un principio o un final.

Un arco iris en el horizonte cuando iba a trabajar.




domingo, 13 de enero de 2013

" En estos días "

Llevo unos día sin entrar, tengo tantas cosas en la cabeza y tan poco tiempo que cuando me siento no me apetece hacer nada.

Mil cosas en casa, mil cosas en el trabajo, otras tantas que me gustaría hacer y poco tiempo para pesar en lo que me gusta.

Entonces me da por pensar que el blog ya no da para mucho más, que los temas se terminan agotando, que queda poco que decir.

Pero todos los días me ocurren cosas, todos los días pienso cosa, hablo con otras personas y muchas de estas cosas son dignas de contarse en el blog.

Como el otro día que ante la imposibilidad de poder tomar el café en una de las dos cafeterías a las que suelo ir porque habían cerrado por descanso me acerqué a otra que no había ido nunca, en cuestión de segundos estaba manteniendo una conversación con el dueño, nos dimos cuenta que por mucho tiempo que pase, los dos seremos siempre fumadores, que teníamos las mismas ganas y los mismos miedos a volver a caer en ese gustoso y a la ver caro y peligroso vicio.

Otro tema del que podría hablar es de la estampa tan bonita que había en la calle cuando he salido a dar el paseo, que al final ni he dado porque me han llamado por teléfono y me he tenido que dar la vuelta, entonces he visto un precioso arco iris en la montaña y pequeños copos de nieve que caían sobre nuestras cabezas.

La estampa ha durado unos segundos, pero ha sido preciosa.

Al volver de ese paseo, que no ha durado ni 5 minutos, me he tomado un café con una buena amiga y con mi hermana, a las dos las adoro y sin darme cuenta me han convencido para que me quedase con los zapatos que una de ellas se había comprado por internet y que la quedaban grandes, ( es lo que tiene tener los pies grandes, todo me vale )  

Con estos zapatos voy a tener para comentar durante un mes en el blog, porque mientras me acostumbro otra vez a medir casi 1,80, llevaré los zapatos puestos por casa mientras hago las típicas tareas del hogar, de momento no los voy a sacar a la calle, por miedo a matarme claro, después cuando me atreva a ponérmelos seguro que me pasan mil cosas con ellos.

Y así cada día me pasa algo, se me ocurre algo, pienso en algo, pero como soy humana, mi agotamiento y mi pereza me ganan muchas noches y en vez de sentarme y escribirlo en el blog, cojo el libro que me estoy leyendo, " La vida imaginaria " de Mara Torres o pongo en la tele la serie que me estoy descargando " Doctora en Alabama " y me dejo llevar sin casi moverme hasta que el sueño puede conmigo.
 

domingo, 6 de enero de 2013

" Mañana de Reyes "

Hoy es el día de Reyes, la tradición manda que la noche antes hay que poner los zapatos, un poco de leche y unos dulces junto a la ventana para que los Reyes Magos nos dejen los regalos.

Hasta aquí con ligeras variaciones, la mayoría de las familias españolas tengan o no creencias religiosas cumplen con el ritual.

En mi casa cuando era niña dejábamos hasta un cubo con agua para los camellos.

Otra costumbre es limitar el número de regalos que se pueden pedir por niño, uno, dos, tres, depende del año, del número de pares de zapatos que se ponen en la ventana, de si ha habido paga extra de navidad o no.

Me han llamado la atención dos frases que he escuchado estas Navidades, una ya la comenté, uno de mis alumnos dijo que había un eres entres los Reyes Magos y por eso sus padres le habían dicho que tenía que pedir menos cosas, esa me hizo mucha gracia, es inocente y el niño es comprensivo.

La otra me gustó menos, a la típica pregunta de que has pedido a los reyes ?, el niño me contestó que solo 11 cosas.

- Solo !! Le dije yo.
- Si, dinero, juguetes, libros...... y así siguió con su lista.

A mi me pareció una autentica pasada que un niño pida tanta cantidad de cosas.

Pero tampoco me gustó que mis hijos dieran por hecho que aunque yo les estaba riñendo por su mal comportamiento esa tarde en un bar, ellos iban a recibir los regalos que habían pedido.

Por eso cuando anoche me puse a preparar los regalos, decidí darles un susto, para que se dieran cuenta que no siempre todo es seguro, que a veces las cosas no salen como crees y que las malas acciones tienen consecuencias.

Esta mañana al despertar esto es lo que se han encontrado en la mesa:


La nota decía así:

Carlos y Juan Luis, hemos visto que ultimamente no os portáis muy bien, que no ayudáis en casa ni os termináis la fruta y la verdura que os ponen para comer.... ( así seguía con las típicas cosas que hacen mal casi todos los niños del mundo ). 
Para terminar les dejaban una advertencia:
Esta es la ultima oportunidad que os damos o mejoráis o no volvemos a venir en la noche de reyes.

Firmado 
Melchor, Gaspar y Baltasar.

Mi hijo mayor ha subido corriendo a preguntarme dónde estaban los regalos que habíamos comprado días antes, mientras el pequeño era incapaz de dar un paso, sentado en el sofá.

Cuando he entrado en el salón, la nota estaba medio escondida debajo de una estantería y él solo repetía:

- No han venido mamá, no han venido.
- Cómo que no han venido, y eso que hay en el suelo que es ??
- No lo se, me ha dicho, no lo que leído.
He recogido la nota del suelo y la he leído en voz alta, mientras ellos me miraban con cara de poker, como si la repasata no fuera con ellos.

Después de un rato hablando les he hecho comprender que en la nota ponía que era la última oportunidad, es decir que buscasen por casa que algo habían dejado.

Como locos han empezado a mirar hasta que han visto que junto a la puerta de la calle había unos paquetes.


No son todos para ellos, la verdad es que solo dos, los otros son para primos y amigos, pero si es lo que querían.

Al final todo ha salido bien, espero que por lo menos este pequeño susto les sirva para darse cuenta de que hay veces que nuestros actos pueden tener consecuencias muy desagradables.

                                                Feliz Día de Reyes a tod@s


viernes, 4 de enero de 2013

" Pensamientos en el paseo "


En estos días de fiestas, en los que comienza un año nuevo, los ratos libres los dedico a dar mi paseo.

En él no solo ejercito los músculos, también pongo en orden mis pensamientos, pienso en las cosas que tengo que hacer en casa, en el trabajo, en futuros proyectos, en cosas que ya han pasado, un poco de todo.

Pero llevo unos días en los que no pienso en nada, solo me dejo llevar, un paso, otro paso, dos pasos más y mientras escucho la radio, música, siempre música.

Estos días en los que casi todos nos ponemos metas, en los que siempre se hace una lista de objetivos a conseguir, yo no me he planteado ninguno.

No tengo metas, ni objetivos que quiera conseguir, simplemente voy a dejar pasar los días, a ver como transcurre todo sin presiones, sin preocupaciones, viviendo los días, descubriendo lo que cada día me depara, apreciando lo que va ocurriendo, con tranquilidad, con sosiego, con humildad.

Viviendo la vida y nada más. 

Y vosotros habéis preparado alguna lista ??