" En casa "

Desde hace algún tiempo, hay una gotera en mi entrada que da la bienvenida a todas mis visitas, el problema no parece que sea como para tirar la casa,  pero antes de que vaya a más hay que repararlo, así evitaremos un desastre mayor.

Quizás por confiada, por no ser muy pesada, por intentar ser educada, la comunicación con los que tienen que reparar dicha mancha en el techo ha sido en términos amables, cortes, educados.

Al mismo tiempo que la gotera- mancha se consolidaba en el techo de la entrada, el router de casa se jubilaba. Lo ha hecho con calma, poco a poco a lo largo de la última semana y en este caso nos ocurría lo mismo, las llamadas a la compañía telefónica se realizaban de manera amable y con mucha paciencia ( por nuestra parte ).

Pero esta tarde, después de un día movido en el trabajo, en el que hasta he tenido que lavar el coche porque un guarro me ha escupido en el cristal y me daba asco bajar la ventana a casi 34º dentro, he tomado al toro por los cuernos y nos hemos puesto manos a la obra, ( nunca mejor dicho ).

Las llamadas no han sido tan educadas, la conversación ha sido menos amable, menos educada y las dos conversaciones han terminado con una frase en la que se incluía oficina del consumidor y denuncia.

En menos de 30 minutos ya tenía un router nuevecito que funcionaba perfectamente, claro.

Con los otros la lucha va a ser más encarnizada, me temo, pero desde luego lo que no pienso hacer es rendirme.

Porque no hay cosa que más rabia me de que ser educada y que a los que me dirijo lo confundan y piensen que soy tonta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" 3XL"

" La mancha "