" Un día cualquiera "

Un día cualquiera, cuando me levanto ya estoy corriendo, desde que pongo el pie en el suelo hasta que me acuesto, todo son prisas, carreras, mi famosa frase " Venga, vamos, que llegamos tarde ", la repito tantas veces que uno de mis hijos me dibujó con un bocadillo que decía eso.

Pero hoy no trabajo y he dedicado el día a las compras navideñas, o por lo menos eso he intentado.

Antes de salir he ido a hacer unos pagos, el comedor de las fieras y esas cosas, tanto he tardado que me he planteado no seguir con los planes. Pero hemos decidido que seguíamos.

Al llegar a la ciudad cercana a la que íbamos he visto que no eramos los únicos que lo habíamos pensado, no había manera de aparcar.

45 minutos después, dando vueltas como en un tío vivo he mirado hacia atrás y todas mis alertas se han activado, mi hijo menor se tapaba la boca con la manos, segundos después parecía los angelitos de las fuentes pero vomitando.

El coche entero se ha transformado en algo que mejor no describir. Hoy era el primer día que no llevaba ropa de recambio para ellos, anda que no me he acordado de eso durante la siguiente media hora, mientras limpiaba como podía los restos del asiento, del suelo y de sus pantalones.

A continuación he intentado comprarme ropa pero nada de lo que veía para comprar me gustaba, me ha dado la sensación de que han sacado toda la ropa que tenían en los almacenes y la han puesto a la venta.

Mientras intentábamos comprar los regalos de navidad, hemos hecho mil malabares para que el pequeño no se enterase de los que pasaba, mientras el mayor se ha transformado en don frasecitas:

- Mamá qué caro es todo !!!! Eso no lo podemos comprar, algo más barato.

 Una vez seleccionados todos los regalos, ya en la caja, me han dicho que mi tarjeta no funcionaba y que no podía pagar, AAAAAA !!! un grito de terror  ha invadido mi cabeza, y ahora que hago ?? Menos mal que una amiga y nosotros henos coincidido en la cola de la caja y muy amablemente se ha ofrecido a pagar la compra.

Cuando hemos terminado nos hemos ido al cine, ellos a ver una en 3D y yo a ver una creada para mujeres, que palo, estaba sola, en una sala como para 300 personas y no había nadie más, incluso llegué a pensar que no iban a poner la película. Antes de empezar la película han entrado nueve personas más.

Y para rematar la tarde cuando le he dado el primer sorbo al café helado casi me enveneno, que estaba estropeado y me hacía burbujas en la boca, como para bebérmelo !!!!

                                        Este es el café envenenado.


Y con todo y con eso, ha sido un día estupendo y muy divertido !!




Comentarios

  1. Como ha sido porsible tanta cosa junta?
    Ohhh, los chicos ya están mejor? Qué les hizo mal?
    Qué tal la peli? je.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pamela, a Juan lo que le pasa es que se marea en el coche, la peli bien, de las típicas de me gustas, te gusto, la de ellos dicen que también, fue un buen día quitando alguna cosilla, bss

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "