" Cuenta atrás "



La que liaron los mayas con poner fecha al fin del mundo, para mi que se les terminó la piedra y no les dio tiempo a completar la frase y lo que nos ha pasado es que la hemos sacado de contexto.

En mi caso no quiero que el 21/12/12 se termine el mundo porque me pilla trabajando y no me apetece acabar mis días en el trabajo, que ya sé que es un privilegio tener trabajo actualmente, pero esto es un sin vivir, el que lo tiene necesita un descanso y el que no lo tiene está tupio de descansar.

Pues eso, que el 21 no se va a terminar el mundo porque el sorteo de la lotería es el 22 y yo me he gastado el dinero en 4 décimos por lo menos.

Además ya he comprado la mitad de los regalos de reyes y Papá Noel ( una pasta por cierto ) y naturalmente rematando los clásicos navideños ya tengo programadas mis cenas en las dos noches señaladas.

Quedando claro de antemano que el día de Navidad no hago nada especial, encender la chimenea, quedarme todo el día en pijama pegada al fuego es mi plan preferido y advirtiendo que nuestras cenas son simples y de poca cantidad. La planificación de los manjares a poner en la mesa estos días se hace complicada.

Hace un par de años por no ofender a ninguna de las que había traído algo para la cena, comí de todo, al volver a casa, ( conducía yo ) lloviendo como si fuésemos en el Arca de Noe, mi marido se sorprendió del giro que realicé para entrar en una gasolinera de mi localidad, nada más parar y mientras veía al gasolinero venir hacía nosotros, le dejé un asqueroso regalito en el suelo reluciente de sus surtidores. Tanta pena me dio que le pedí un cubo y una escoba para limpiarlo todo. Pero él aún con cara de alucinado me dijo que no hacía falta y que me marchase ( creo que lo que le pasaba era que tenía miedo de que le dejase más ).

Después de esa noche juré que nunca más cenaría tanto en una de estas noches de Paz y Amor.

El siguiente año a mi me encargaron comprar las bebidas, fui tantas veces al supermercado que el de seguridad ya me miraba mal, hasta que le dije que yo no  cocinaba y que iba comprando las bebidas que se les iban antojando a todos los que cenaban conmigo.

Este año aunque no cenamos en mi casa el menú lo decido yo, somo mayoría.

 Mientras lo pensaba he visto una de estas noticias típicas Navideñas sobre la cocina de fusión y me he empezado a reír. Con esos platos y esas porciones desde luego ni se engorda, ni se pone una mala por empacho.

Qué birria de platos !!! Y seguro que cuestan un dineral, si realmente pones un plato de esos en una cena familiar seguro que te montan una manifestación los comensales. Aunque claro la pata de cordero por barba me parece una autentica burrada.

Un termino medio me parece lo correcto, un poco de lo más común, cosas que nos gusten a todos y que sean fáciles de cocinar, no muy caras y que no ensucien mucho:

Langostinos ( descongelados, son más baratos si los compras un mes antes ) a la plancha con una pizca de sal gorda.
Una ensalada Cesar del Mercadona.
Quesuco Verato con tomate y aguacate.
Ibéricos de la zona.
Tortilla de patatas sin cebolla que repite luego.
Flan con nata de postre. ( No me gustan los dulces típicos de estas fiestas )
Y para beber sidra el gaitero o champán extremeño.

Me han parecido un menú de lo más completito y que a todos les puede gustar.

Ya solo queda una buena compañía, conversación agradable y muchos dibujos en la tele para que los niños nos dejen tranquilos. Qué más se puede pedir ??

Comentarios

  1. Lucía, creo que eso de comer poco es muy bueno, por todo y por todo!
    El menú que escogiste se ve rico y espero que lo disfruten mucho junto a la familia.
    El arbolito les quedó lindo.
    Feliz no término del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pamela, el menú es justo lo que nos gusta y el árbol está a medias, le faltan los adornos que no los encontramos, jijiji

      Eliminar
  2. Yo llevo años diciendo que me gustaría cenar el día de Nochebuena dos huevos fritos con jamón y patatas fritas pero nadie me hace caso y tengo que comer cantidades industriales de comida muy apetitosa para que los que la cocinaron no se sientan ofendidos y luego pasa lo que pasa:mal cuerpo, dolor de cabeza y alguna que otra "pota" Pero bueno como decía mi abuela "más vale que sobre que no que falte" Abrazos y Feliz Navidad con el recuerdo de los que nos dejaron. l

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú quieres huevos fritos ?! Tranquila que en fin de año cenamos huevos, bss

      Eliminar
  3. Se me ha hecho la boca agua con el menú, me parece una elección genial. Nosotros siempre comemos en casa de mis padres y trato de llevar alguna cosa para completar.
    Precioso arbolito ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, nosotros viajamos, no mucho, pero lo justo para no beber nada de alcohol.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" 3XL"

" La mancha "