" De celebración "

Enfundá en una faja, que ya la quisiera la JL, con tacones, pinturrejeteá y repeiná, me dirijo a una reunión familiar.

Antes de seguir haré un paréntesis para señalas que no es lo mismo reunirse con la familia a la que ves todos los días, que con la que solo estás en bautizos, comuniones, bodas y funerales.

Y mi reunión de este fin de semana era de esas, de las especiales.

Por el camino no hacía otra cosa que recordar a mis dos fieras las normas básicas que convivencia y comportamiento.

- No os voy a repetir las cosas un millón de veces
- Nada de pelearos con otros niños, ni de palabrotas, ni gestos raros, ni nada de nada.
- ah !! Y no se os ocurra reíros del niño que va disfrazado de marinerito.
- Que siiii mamá !!!!
- Qué si mamá qué ??
- Todo lo que nos dices.

Esa era la conversación mientras nos acercábamos a la iglesia en la que uno de mis sobrinos hacía la 1ª comunión.

Porque yo no sé al resto de las madres, pero a mi me da un poco de miedo ir a una reunión familiar con las fieras sin repasar la lección, en cualquier reunión hay comparaciones entre los niños, las madres, las notas, los idiomas, pero en estas son mucho más sutiles.

Cuando hemos llegado a la iglesia, una iglesia totalmente urbanita, en los bajos de un bloque de casas, me he dado cuenta de que todas las madres habíamos hecho lo mismo, enfundarnos en la faja de turno y dar la charla a las fieras.

Un pobre padre ha tardado casi diez minutos en colocar a cuatro niños en unas escaleras para hacerles una foto.

La ceremonia ha durado más de una hora, a mi me ha dado tiempo a tomar dos cafés, leer en mi nuevo ebook y charlar con otras madres que estaban igual que yo entrando y saliendo porque sus hijos tampoco aguantaban dentro.

Durante todo el día, si me hubieran dado 1 euro por cada vez que me han preguntado cuándo hacían la comunión mis hijos, sería rica.

Y si yo hubiera tenido que pagar por cada cara de sorpresa ante mi respuesta, ahora sería pobre, muy pobre.

Y es que en el siglo XXI, todo el mundo acepta que las parejas decidan vivir juntas, o que hagan bodas civiles, que se tengan pocos hijos, que los dos trabajen, pero cuando decides no pertenecer a ningún grupo religioso, entonces se sorprenden.

Y yo la verdad es que no lo entiendo, porque si todos los domingos se llenasen las iglesias como se llenan los bares de cañas o los campos de fútbol sería comprensible, pero no es así.

Entonces, por qué la extrañeza ?


Comentarios

  1. Vaya, pues sí que tenemos cosas en común... me suena mucho ese tema del que hablas, esas caras, y a veces incluso esa incomprensión y reproche cuando parece que sólo la opción del otro es la válida. Lo que yo me pregunto es... si yo respeto a todo creyente, por qué ellos no son capaces de respetar al que no lo es?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo gracioso es que hay gente que lo pregunta una y otra vez, esperaran respuestas diferente supongo, bss Zu

      Eliminar
  2. Ay Lucía que desagradable responder esas preguntas, a mí me tocan algunas de aquellas y te entiendo.
    Pero cuanta... cómo se comportaron tus fieras? jiji
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pamela, los niños se portaron fenomenal, no me lo podía creer, bss

      Eliminar
  3. La incomprensión está a la orden del día en éste y en muchos otros temas y en este sentido hay muchas personas que se toman atribuciones indebidas, sean familia o no. Mi consejo es que hagas lo que a tí y a los tuyos les haga feliz, los demás pueden esperar ;)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo dejo en manos de mis hijos, que tomen ellos sus decisiones cuando sean mayores, bsss Yaneth

      Eliminar
  4. Algunas personas, los comentarios los hacen más para molestar que porque no entiendan tu postura acerca de la religión o lo que sea. Es triste, pero es así. Si tus hijos hubiesen hecho la comunión, probablemente te habrían hecho alguna otra pregunta molesta relacionada con otro tema. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, si, lo gracioso es que me preguntaron si era por razones económicas, como si lo importante fuera la fiesta y la comilona, bss Sonia

      Eliminar
  5. La Comunión se ha convertido en un acto social que nada tiene que ver con las creencias religiosas lo que importa es el vestido,la comilona, los regalos,el aparentar delante de los amigos y familiares y el sentido religioso es lo de menos, de hecho muchos padres no son creyente y menos practicantes por lo que la Comunión no es ni más ni menos que una farsa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena que hasta mis hijos me han pedido hacer la comunión porque así les hacen regalos, les dije que la podían hacer pero sin fiesta y regalos y entonces me dijeron que no. Gracias por tu comentario :)

      Eliminar
  6. Me he tocado con personas creyentes y muy respetuosas pero cuando aparece una creyente e irrespetuosa las primeras pierden todo el respeto, como que tienen que estar en grupo para insultar, necesitan un respaldo para decirse "no soy la única ahora puedo reprocharle su actitud". Y eso no es solo con la religión sino con la actitud como madres, la cultura, etc.

    Prefiero ser atea y respetuosa con los credos de los demás que ser creyente (cualquiera sea su religión) y no tolerar a la gente que piensa distinto que yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uff la religión que tendría que unir a la gente y hacer que todos se respetasen es la que crea las peores guerras y los más fanáticos, y me parece que es una contradicción, bss Pilar

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" 3XL"

" La mancha "