" Una flor "


Una flor en la entrada de casa era lo único que recibía en un día especial.

Una flor, ni concreta, ni especial, solo una flor.

Y con eso lo arreglaba todo ?? Eso era suficiente ??

Tal vez si, qué más necesitaba ?? Acaso deseaba otra cosa ?? Otro trasto inútil que se abandonase en un rincón, junto a los demás ??

Una flor cada día especial era lo que tenía, lo único que esperaba, lo único que recibía.

Pero ella quería más, mucho más.

No quería una cosa material. no quería joyas, ni dinero, no quería nada que se pudiera comprar.

Solo quería unas palabras amables, unas palabras sinceras, unas palabras que la demostrasen que aun la quería, que la amaba, que la apreciaba.

Una flor había recibido esa mañana, una flor nada más y esta vez haría lo mismo que las otras veces, daría las gracias, un beso tal vez, pondría la flor en un rincón y poco a poco se iría secando, como su amor.



Comentarios

  1. A veces así pasa, y es triste que tus palabras están llenas de una realidad que es parte de la vida muchas personas, mas que nada de mujeres, esposas que permanecen en casa deseando no pasar deaspercibidas ni ser confundidas con un mueble mas del hogar.

    Saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena, en el siglo XXI que haya mujeres que piensen que eso es una vida.

      Eliminar
  2. Qué bonito, que bien lo has expresado y qué triste es también, que vida tan seca. Un besote

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Unos posits "