" Manjar de Reyes, especial la jodimos "


A quién no le ha pasado alguna vez, por Dios que no sea a mi sola !!!!

Intentas preparar una comida algo diferente y la jodes del todo.

El otro día en el super vi unos sobre que anuncian en la tele, para hacer pasta al horno, en el anuncio lo prepara un hombre, total que yo con mis prejuicios pensé que si un tío es capaz de hacer la comida, yo también.

Y compré el sobre, precio ( no me acuerdo, lo miraré el próximo día )

Ni me volví a acordar de él hasta que el domingo a eso de las 2 pm, vi que no había muchas cosas en la nevera y no tenía ganas de cocinar.

Leo el sobre y me doy cuenta de que no tengo jamón en tacos, pero tengo salchichas, milagrosamente tenía nata para cocinar, lo mezclo todo y lo pongo al horno, sin queso, no tenía ni quesitos.

A los 30 minutos lo saco del horno e intento servirlo en los platos, pero era una masa pastosa, pegajosa, y más dura que una piedra, ver la foto 1
Y una cosa es que yo les diga a mis hijos que la comida no se tira, y otra es que les obligara a comerse eso, creo que les podía hacer daño en el estómago, una ulcera, una obstrucción intestinal, un odio visceral a su madre, o un comienzo a la anorexia.

Total que los tiré a la basura, ver foto 2



Y preparé unos bocadillos de filetes de lomo en adobo, que siempre los tengo para casos de emergencia en la nevera.

Comentarios

  1. A mí me paso en Noche Buena, que le quise hacer a mi marido una carne asada típica del Tirol (él es de ahí) pero añadí una botella entera de vino blanco para darle sabor y como tú dices, la jodí del todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. juasjuasjuas, eres de las mías, hace dos años mi familia me encargó en Navidad los postres, encargué un postre en el pueblo en el que vivo no sé que de pobres,que eran como ladrillazos en el estómago cuando lo comías, unido a un paté de queso azul que hice yo, que hacía que te murieras por el ardor de estómago y unos cagajones de chocolate que intentaba que fueran bombones, hicieron que este años pasado, me asignaran la función de ir a comprar lo que faltase al super más cercano, pan, servilletas, botellas, cosas así, el guarda de seguridad del super ya se reía cada vez que me veía llegar, bsss Sonia

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Unos posits "