viernes, 10 de febrero de 2012

" Corte y confección "

Cosas que No hay que hacer a la hora de plantearte la elaboración de un traje de carnaval:

1º Comprar la tela a ojo, " vaaa, con 2 m tendré suficiente "
2º Perder alguna parte
3º Creer que vas a ser capaz de hacerlo
4ª Tener poco tiempo.

Esta es la historia de como voy a conseguir traumatizar a un niño de 9 años y seguramente no me va a perdonar en la vida el haberle obligado a ponerse un simulacro de traje de momia,

El día que la tutora explicó como era el traje parecía fácil, fui a la tienda y compré un cuello cisne blanco y unos leguis blancos también, pero de camino a casa los leguis desaparecieron, ( una semana después aún no han aparecido ).

Encargué a otra madre que en el mercadillo buscase telas baratas pero como no la encuentro, por la tarde me acerco a comprarla, 7 e el metro, por dos metros, sale más caro que unas sábanas nuevas.

Vuelvo a casa y me olvido del tema hasta el lunes pasado que decidí cortar la tela en tiras.

Qué fácil !!

Esto está chupao !!

Hago te rojo y lo pringo todo, después a remojo y listo.

 Uff como todo me salga tan bien puedo hacer los de toda la clase !!, pienso yo toda eufórica.

Al día siguiente me pongo a buscar los pantaloncitos pero no aparecen, casi llamo a Lobatón para que me ayudase.

No pasa nada, unos leotardos servirán !!

Llamo al crío y comienza la tortura.

Dos horas encima de una mesa sufriendo mientras yo, su madre, le coso telas que huelen mál a una patera del leotardo.

Cuando mi cabreo era ya como una catedral de grande y el agotamiento del niño poco más o menos, decidimos parar.

- Hijo quitatelo con cuidado que se puede romper.
- Si mamá.

En menos de 1 segundo todo al traste, la patera por un lado, la tela por otro, volvemos al punto cero.

Me rindo y empiezo a buscar en Internet, tengo una paypal y se usarla, pienso. Pero no encontré ni uno solo en toda la hora que me tiré buscando, sería cosa de mi bloqueo mental, no creo que no los vendan.

Toda la noche pensando, soñando con la mierda del traje y los pantalones perdidos y al día siguiente vuelvo a empezar, esta vez con un chandal que es fácil de quitar, otro par de horas sobre la mesa y cuando terminamos nos damos cuenta que está tan ajustado, tan de momia con silueta que no le sale el pantalón a partir del tobillo.

Tijera en mano vuelvo a descoser todo lo hecho.

Hoy he recorrido todas las tiendas del pueblo buscando un traje de momia infantil, he encontrado uno, 28 euros, que me niego a paga.

Con doble cabreo por el precio y porque no me sale he vuelto a intentar hacerlo yo solita..

Pero después de coser las cintas al cisne en la prueba no hemos sido capaces de meter más allá de las orejas, he tenido que descoserlo y empezar " otra vez " y ahora no sale y casi no respira.

El crío llora, yo digo palabrotas, su padre desde otra habitación grita:
- ríndete y compra mañana el puto traje.
- Nooo le grito yo, no va a poder conmigo !!
- Mamáaa compramelo !!
- Me niego a pagar 28 e, les contesto.

Todos se van a dormir y yo sigo dándole vueltas al traje mientras me ducho y como si se abriesen las puertas del cielo, la luz se hace en mi cabeza.

Ya lo veo !!

Ya sé hacerlo !!

Vuelvo a coger las telas y todas las piezas y lo deshago todo otra vez, creo que esta vez todo va a salir bien porque si no es así no me importa, tengo una amiga que me va a prestar vendas que se pegan y soy capaz de levantarme a las 6 de la mañana el día del desfile y forrar al crío de pies a cabeza.

Pero por mis narices que este va de momia casera !!

3 comentarios:

  1. ¡Con lo facil que era cuando yo trabajaba! ¡Ale mi niño que es carnaval, que cada uno se vista de lo que le de la gana,que en la variedad está el gusto no como ahora que van todos adocenados de lo mismo.Aunque he de decir que también me ha tocado confeccionar tautantos trajes con papel pinocho y otros materiales.Mercedes

    ResponderEliminar
  2. Eres única!a esto le falta la foto final.después de carnavales nos enseñas el resultado!bs

    ResponderEliminar