lunes, 30 de enero de 2012

" 150 por lo menos "

150  por lo menos, menos no me sirve.

150 de C.I. para poder hacer todo medianamente bien, no tener que depender de los demás, poder hacer de todo y que encima salga bien.

Si no tenemos ese C.I. y pretendemos hacer un poco de todo, terminamos haciendo un mucho de nada y al intentar hacer tortitas nos salen como si hubiéramos churruscado la piel de un pescado y nadie se las quiere comer.




  O te quedas en albornoz en el baño esperando a que te respondan por whatsApp para ver que es la crema hidratante y que es lo otro que te regalaron por Navidad y que te da miedo usar por si los confundes y terminas dándote un exfoliante en el pelo y un gel  íntimo en los pies.

Porque no eres capaz de hablar ni entender nada que no esté en castellano.

Pero con esa inteligencia, eres capaz de leer un libro en turco, hacer el resumen en alemán y los comentarios a pie de página en inglés, además de leer las recetas de cocina más raras y bajas en calorías una sola vez y poder hacerlas sin volver a leerlas.

O ser capaz de tenerlo todo organizado y no olvidarte de dónde están las llaves o las gafas o buscar el teléfono por toda la casa mientras hablas por él.

Poder descargarte una peli de vez en cuando y no tener que tragarte todos los anuncios de la tele.

Y es que me desespera no ser capaz, intentar hacer algo y que me salga mal, tirarme horas y horas con una cosa y al final tener que desistir porque no hay manera.

Y no digo nada si lo que intento es coser, bailar o hacer bricolaje, que de lo que intento a lo que al final sale puede haber un abismo.


Pero bueno que se le va a hacer, me tendré que conformar con lo que tengo, de momento la genética gana, a lo mejor dentro de unos años inventan una pastilla que nos haga ser más listo, no creo que tarden mucho, total ya hay muchas que nos hacen parecer tontos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario