" Regalos "


Ya se acercan las Navidades y comienzan los dilemas sobre que pedir a los Reyes y a Papá Noel, espero que ninguna de las niñas que conozco quiera esta nueva Barby tatuada, que por cierto ya se ha agotado en las tiendas de Internet en las que se vende y que cuesta la friolera de 50 e. En todas las páginas que he mirado pone que son para adultos, pero vamos eso no lo respeta nadie.

Yo no me caracterizo por ser muy moralista, ni muy tradicional en cuanto a todos los que me rodean, creo que vivimos en un mundo en el que las personas que nos rodean tienen gustos y actitudes diferentes y hay que respetarlas, pero no veo con muy buenos ojos que a una cría la regalen un muñeco que destaca por sus tatuajes, o que viva en Malibu y tenga como religión el culto al cuerpo.

Ante esto me doy cuenta de que hay otros juegos y juguetes que les incitan a actitudes violentas y a comportamientos sexista tal vez por eso yo procuro no regalárselos a mis hijos.

Hay un humorista que expresa en uno de sus monólogos como son los anuncios de navidad, claramente dirigidos a niños o a niñas.



La frase más repetida el viernes en el cumpleaños de mis hijos fue, " otro libro mamá, me han regalado otro libro " cosa que agradezco, igual que la ropa.

Si me paso el día procurando que los niños que me rodean maduren de una manera lógica y sana en la sociedad en la que les va a tocar vivir y se conviertan en personas aceptadas,  activas, respetuosas, no violentas, ni sexistas, que se quieran tal y como son, altos, bajos, delgados, gorditos, no puedo decirles una cosa y después para que me dejen en paz regalarles otra. 

El perro de la Barby tampoco tiene desperdicio.
Y es que a este paso me imagino lo que me puede pedir mis sobrinos, mis hijos o las hijas de algunos de mis amigos dentro de unos años para su cumpleaños, la conversación sería algo así:

- Se acerca tu cumpleaños, qué quieres que te regale ??
- Tacia, que es como me llama mi sobrino el pequeño, es una manera resumida de decir Tía Lucía, este año quiero un Tatuaje de un tigre en la espalda, un pendiente en el principio de la nariz, un tinte para el pelo de color azul y un collar de pinchos.
- Jodor !!, y ante eso que le podría responder si le hubiera estado regalando durante años esos juguetes, lo único que se me ocurriría pensar después de esas peticiones sería que Para ser notario no iba a tener un buen aspecto y que un libro, además de ser más educativo me iba a salir más barato.


Comentarios

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" 3XL"

" La mancha "