miércoles, 26 de octubre de 2011

" Consejos en días de lluvia "

El tiempo está como loco, me gusta, me recuerda a mi, unos días está eufórico y otros que se cae.

Esta semana empezamos en manga corta y hoy he puesto el edredón de plumas, anoche me moría de frío.

El caso es que esta tarde después de la siesta de rigor de los miércoles que es el único día que puedo dormir un rato he decidido salir a hacer unos recados andando.



Toma ya !! Todos los días voy en coche a todas partes y hoy que llovía más que cuando Noé, he decidido ir andando.

Como vivo en un pueblo que podría pasar por cualquiera de Texas, por las distancias, no por los sombreros ni las pistolas, aquí todo está lejos y encima yo vivo a las afueras y cuesta arriba, cosa que al ir se agradece, pero que a la vuelta me hace echar  las bilis.

Pues eso que yo muy animada he bajado a mi lobera, digo cochera, he sacado mi abrigo de cuero ecológico, es decir de mentira, 75 e en el Corte Inglés ( zona joven la ilusión que me hizo entrar en el jodio abrigo, creo que me lo compré sin mirarlo ) sigo que me disperso.

Mi abrigo ecológico, mi paraguas negro del chino, mis botas katiuskas y mi gorro, lista para salir a comprar esos cuadernillos que me resultaban imprescindibles y es aquí donde comienzan mis errores.

Primer error que he cometido, salir cuando más llovía.
Segundo error, ponerme unas botas del nº 40 sin las plantillas cuando mi número es el 39.
Tercer error, el gorro, me quedaba grande y me hacía parecer Lina Morgan.
Cuarto error, ponerme un abrigo de invierno el primer día de otoño.


Mis botas.


Cuando llevaba andando menos de 100 m, los pies me bailaban dentro de las botas y me resbalaban en la acera, el gorro no me dejaba ver lo que pisaba, el paraguas tenía una gotera y me caían gotas encima cada dos por tres y encima subiendo y bajando cuestas me he puesto a sudar como en pleno verano.

Vamos que hoy no he ido al gin, ni a la sauna, pero lo parece y no me ha resultado tan bonito lo que iba a ser un paseo bajo la lluvia, menos mal que el café estaba estupendo y las personas con las que he hablado, encantadoras todas, me han hecho sentirme muy bien.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada