" Comer y quedar bien "

Hoy he llevado una tarta de queso a mi trabajo, las inocentes de mis compañeras me han preguntado si la había cocinado yo??

Inocentes, incautas, yo no cocino generalmente para nadie que no sea de mi familia, no me arriesgo a una demanda millonaria por intentar envenenarlos.

Supongo que no seré la única a la que le pase, por eso se me ha ocurrido hacer una lista de alimentos y su preparación para personas como yo:

Tarta de queso, riquísima.

Se va a una cafetería cercana, de confianza, se les dice lo que se quiere; tarta de queso en este caso, la cantidad de porciones y la hora a la que se pasará a por ella, antes de salir preguntar el precio.

Después cuando se lleva la tarta a los compañeros o amigos a los que se va a invitar, nunca mentir, nunca, nunca, que te pueden preguntar la receta y pillarnos en un renuncio.

Paella.

Pues igual, pero en este caso es obligatorio devolver la fuente de la paella, a ser posible limpia.

Pollo al horno.


Con este plato no podemos pringar un poquito más, comprar un pollo, hacerle trocitos, en la carnicería si se lo pides te lo hacen, después compras un sobre de esos de polvitos de especias.

Llegáis a casa, sacáis la bolsa que viene con los polvitos, metéis el pollo dentro, los polvos también, cerráis la bolsa, viene un enganche y en una fuente de cristal, nada de plástico en el horno, 70 minutos a la máxima temperatura.

Cuando lo pongáis en la mesa, lo servís sin la bolsa que queda mucho mejor.

Como podéis ver el quedar bien con los amigos es fácil y además comer sano.

Comentarios

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" 3XL"

" La mancha "