" Desayunos "

Esta mañana media hora antes de ir a trabajar me he acercado a mi cafetería preferida a por un buen café.

Los días que tengo mucha tarea lo suelo hacer, me sienta fenomenal a media mañana tomarme un cafecito con la leche casi fría.

En esto de los desayunos hay de todo:

Porras con café o chocolate.
Churros
Tostadas con mermelada
Tostadas con aceite, tomate y jamón
Galletas

Vamos un poco de todo, pero desde luego esta mañana me he sorprendido como nunca, pero que quede claro que no he sido la única.

La cosa ha sido así:

A la carrera como siempre, hemos salido de casa a las 8,25 de la mañana, tengo comprobado que si salgo más tarde los horarios no cuadran y llego tarde a trabajar.

Al entrar en la cafetería parecía que todos habíamos pensado lo mismo y no había ni un sitio libre en toda la barra, después de esperar un rato a que quedase un hueco, he sacado mi termo del bolso y no ha hecho falta que le dijese al camarero lo que quería, que yo siempre pido lo mismo.

En esto que ha llegado una señora de unos 50 años y ha empezado a llamar al camarero.

- Oye, oye, atiéndeme que tengo mucha prisa !!
- Coño, como todos, he pensado yo.
- Qué se cree esta ??
 El camarero la ha dicho: - tranquila, que todos están igual.
El caso es que ha atendido un par más de cafés y después desde un lado de la barra la ha dicho:
- Qué te pongo ??
 La señora a grito pelado le ha dicho:
. Ponme un whisky con coca- cola.
En ese momento se ha producido un silencio total en la cafetería a la vez que todos nos hemos girado para ver quién era la del whisky.
La señora al sentirse observada por todos ha dicho en el mismo tono que antes:
- Qué pasa ? qué ayer no bebí nada en todo el día.

Anda esta !! he pensado, ni yo y no por eso me desayuno un lingotazo.

Yo la verdad es que alcohol bebo poco, más bien casi nada.

Hace unos años me tomaron el pelo y en vez de pedir un combinado que se llamaba " quita bragas " me dijeron que pidiese un  " arranca bragas ", cosa que yo grité porque la música estaba muy alta y mientras yo lo gritaba ellos bajaron la música y todo el bar me escuchó pedir el " arranca bragas ", me moría de la vergüenza.

Y es que en esto de los desayunos cada cual decide empezar el día como le da la gana, estoy convencida de que si yo lo empezase como esta señora, la mañana se me iba a hacer mucho más corta, no sé yo si muy productiva, pero desde luego diferente.


Comentarios

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "