" Barómetros "


" Si tuviera una hija, la compraría esta muñeca seguro "



Si la ropa interior te aprieta tanto que pareces una morcilla de Burgos, las bragas se te incrustan en las carnes y el sujetador en vez de hacerte un par de tetas te hace dos y el segundo par te sale debajo de los brazos.
Es que estás muy gorda.

Si la ropa interior te hace parecer un chorizo o un muñeco michelin y llevas las glándulas mamarías a la altura de las amígdalas.
Es que te sobran unos kilillos y además te vas a ahogar.

Si la ropa interior te queda bien pero no vas por ahí enseñándola y los jubilados te llaman " Moza ".
Es que estás sana, pero no buena.

Si la ropa te queda estupenda y te miran los jovencitos.
Es que estás muy buena.

Y si se te marcan los huesos por encima de la ropa y en las cafeterías te ponen el café sin azucarillos sin preguntar.
Es que estás flaca.


Si la ropa interior te queda apretá, que en vez de una novia parece que tiene dos, pero tu pareja no es capaz de quitarte las manos de encima.
Es que además de quererte, le pones. 


Si pareces un chorizo con la talla L, las amigas de tu abuela te dicen que eres la más guapa y lozana de la fiesta y los tangas más que llevarlos los sientes en las carnes.


Es que has nacido en el año equivocado, en los años cuarenta hubieras sido la más guapa de la fiesta, inventa una máquina del tiempo y vete para allá.


Si la XL es tu talla, en las fiestas comes de todo, no te cortas en el cines y un café con un pinchito de tortilla es lo mejor a las 12 del mediodía.
Es que además de estar sana eres feliz.


Si toda la ropa de la M te queda bien, todo el mundo te dice lo estupenda que estás con esa talla y ese peso, midiendo 1,80.
Es que te reprimes mucho y te grapas la boca cada vez que te sientas en la mesa.


Si mides 1,80 y te entra la XS.
Además de estar loca es que eres la señora de David Beckham 


En esta vida, todo depende de los ojos con los que mires, o te miren, lo importantes para mi sin duda alguna es que cuando te levantas por las mañanas y le lavas la cara en el cuarto de baño, reconozcas a la que está en el espejo y la adores, tal y como es, sin trampa ni cartón, sin pensar en los demás.

Lo otro es moda, opiniones, gustos y en muchos casos ganas de incordiar.

Como ejemplo la más fuerte que me han dicho a mi:

- " No te da vergüenza salir con tus amigas ?? "
- " No, porqué ??, son buena gente ""
- " No, no, si es por que ellas son tan delgadas y tú tan gorda y destacas mucho "
- " Manda cojones !! " Ni la respondí.

Que quede claro que a los hombre también les pasa, pero que es mucho más frecuente en las mujeres.

Comentarios

  1. Pero a veces son tan crueles... Las ofensas que le dicen a una mujer gorda, SON LAS PEORES. Hay mujeres que son gordas por el simple hecho de que, tal vez la cogieron de chiquita & le hicieron tener asco de sí, YO SOY ASÍ.

    ResponderEliminar
  2. Pues eso es lo peor que puedes hacer, porque tú como todas eres muchas cosas y el físico solo es una parte de ellas.
    Piensa también en tu carácter.
    Tu inteligencia
    tu soltura al relacionarte con los demás,
    tu decisión al plantear tus ideas
    tu simpatía o tu mala leche ( que siempre es buena para contestar a los que te rodean )
    tus sueños
    tus logros conseguidos
    tus objetivos en la vida
    tu vida pasada
    tu vida futura
    lo que tienes
    lo que quieres
    los que quieres
    lo que esperas conseguir
    podría seguir todo el día poniendote cosas que forman parte de ti como persona y te garantizo que tu físico en un 1% de ella el resto es lo importante, lo decisivo, lo que te va a hacer feliz sin dudarlo.
    Y so los que te rodean son crueles contigo, tienes dos opciones, o separarte de ellos o a la carga ( ves la mala leche es necesaria )
    Cuando a mi me decía :
    "qué gorda estás no vas a hacer algo ?
    yo les decía:
    si, si, ya lo hago, no veas el dineral que me cuesta mantener esta pedazo tripa
    En este mundo siempre habrá alguien ( demos gracias si solo es uno, que suelen ser muchos ) a los que no les guste lo que seas, como seas o lo que vean.
    Pero mira para gusto colores y si a alguién no le gustas que SE JODA y mire para otro lado.

    Cuando era pequeña y delgada tenía gafas y recibía críticas
    En la adolescencia además de gafas un aparato ortopédico me hacían ser la diana de muchos
    En la veintena me dediqué a estudiar unas oposiciones y había gente que criticaba que estudiaba mucho ( tal vez por eso yo saqué el nº 1 de las oposiciones y ellos continuan presentandose )
    En la treintena engordè 30 kg con dos embarazos
    Ahora que estoy intentando perderlos todos los que antes me decían que estaba gorda me dicen ahora que no pierda más peso.
    EN ESTA VIDA SIEMPRE HAY ALGUIEN QUE SE CREE CON EL DERECHO A OPINAR SOBRE LOS DEMÁS Y ADEMÁS SE LO DICE.
    Lo mejor ser fiel a uno mismo y ser feliz con uno mismo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "