sábado, 16 de julio de 2011

" Una sensación "



Ese dolor de cabeza otra vez, esa sensación en la garganta que parecía que se la iba a cerrar, ese garraspeo incontrolado, esa irritación en los ojos, como si toda la arena corriera por ellos y esa angustia que no la dejaba en paz.

Todo era el comienzo de un momento de lágrimas y sin embargo no podía llorar, ni una lágrima corría por su cara.

Hacía tiempo que sus ojos no se humedecían, que su cara no se mojaba, que sus lágrimas no llegaban.

Por mucho que lo deseaba, no lloraba.

Se habrían secado para siempre? ya no volvería a llorar ?

Era extraño que esto la pasara, porque cada día era un reto, una barrera, un obstáculo que superar y se moría de ganas por llorar.

O sería porque cada vez que lo intentaba una fuerza mayor se lo impedía, evitaba las lágrimas, intentaba que no fuera tan infeliz.

Será que en esta vida todo se va superando, olvidando y cada vez el dolor se va reduciendo, siendo el primer paso dejar de llorar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario