" De tiendas "



Hay trabajos que no tienen ningún futuro, hay cosas que en determinados lugares es imposible que se puedan vender bien.

El otro día en un centro comercial ( he ido a muchos estas vacaciones ) había una pobre chica intentando vender aparatos de aire acondicionados en una ciudad en la que la temperatura más alta a la que yo he estado en los cinco años en los que he viajado allí ha sido 21º.

Pobrecita, la gente la esquivaba como si fuera una leprosa, yo creo que hacían más caso a los que ofertaban cuentas en un banco que a la de los aires acondicionados.

Pero es que daba frío solo con ver los papelitos que se movían con el aire.

Y digo yo, alguien en su sano juicio compra aire acondicionado en esas ciudades ? porque yo no he visto ni uno en las ventanas de las casas.

Pero allí estaba la chica, con su mejor cara, con su deseo de convencer a la futura clientela de que lo mejor para su hogar es poner un aparato que la enfríe aun más.

Cuando encontró ese empleo, seguro que se sintió muy contenta, pero si la hubieran dicho que vendiese radiadores en África hubiera rechazado el trabajo por ilógico, por qué quién quiere tener calefacción en el Congo ?

Pues lo mismo pienso yo de el aire acondicionado, quién quiere pasar más frío en Santander ?

Esa pobre seguro que termina en la tele tienda vendiendo bragas para perros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Unos posits "