" Un precioso árbol "



Tumbada en mi toalla, bajo aquel precioso árbol, me puse a pensar y me dí cuenta de lo bien que estaba, de lo fácil que es pasar una tarde feliz, tranquila, relajada.

De lo fácil que resulta olvidar, aunque solo sea por unas horas los problemas de la vida cotidiana.

Tumbada bajo ese precioso árbol me he dado cuenta de la necesidad de rodearte de vez en cuanto de buenos amigos y disfrutar.

De lo cansada que he terminado este año las clases y la necesidad de descansar.

Ese precioso árbol al que es bien seguro que volveré, porque de vez en cuando me hace falta salir de la rutina, hacer algo diferente, olvidarme de los problemas, los míos y ayudar a los seres queridos a olvidar los suyos por unas horas.

Me he dado cuenta de lo dura que es la vida, lo difícil que es sobrevivir, y continuar cada día con la cabeza bien alta, ser fiel a los principios, ser honrado, ser buena persona.

Tumbada bajo ese precioso árbol me di cuenta de lo afortunada que soy, de la suerte que tengo y de lo poco que me puedo quejar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "