" Mal interpretar "

Hay veces que decimos algo sin darnos cuenta de que los que nos escucha pueden que no entiendan nuestra frase, o mal interpreten nuestras palabras, algunos ejemplos que se me ocurre y que he utilizado ultimamente son::

- Los huevos de mi amiga carolina.
- Las bolas de Don Moises.
- El cilindrajo de mi cuñao.
- Y los polvos de su madre.

Y claro te pones a pensar y no es tan guarro como parece, porque mi amiga Carolina, tiene una granja de gallinas y vende los huevos, por lo que aunque ella tiene ovarios, también tiene huevos, muchos, enormes y muy buenos sin duda alguna.

Las bolas de Don Moises, eran suyas, eran las bolas del bingo de su casa, y las utilizaba para decidir quien salia a la pizarra, porque a cada uno nos había puesto un número y si salia ese número pues hala a la pizarra.

El cilindrajo de mi cuñado, es eso, un cilindrajo, un cacharro que usa para su cámara de fotos, que le encanta fotografiar todo lo que le rodea y lleva una cantidad de cilindrajos enormes en su mochila.

Y los polvos de su madre, a la que no siendo nada mío, bueno si, la abuela de mis sobrinos,  aprecio un montón, pues sus polvos son cojonudos, que los uso yo para lavar la ropa en la lavadora y queda estupenda, son de esos artesanales, como se hacían antes y además super baratos que me los regala la encantadora mujer, de los otros polvos yo he tenido la delicadeza de no comentar nunca nada con ella, no me parece lo más correcto.

Pues eso, que cuando estás sentada en la terraza y escuchas una frase como " Dale fuerte a la vara que si no no sale todo " no penséis mal, que seguro que están corriendo el toldo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "