" Pisando charcos "


Piso un charco y sigo, piso otro charco y continúo, la vida está llena de charcos que vamos pisando.

Lo bueno que tiene el agua aunque sea sucia, es que se seca, deja un poco de barro, pero qué sería la vida sin un poco de barro?? Cómo podríamos valorar lo limpio, lo bonito, si de vez en cuando no nos ensuciásemos ?


Comentarios

  1. Como tu bien dices, la vida está llena de charcos,algunos dejan mucho barro y otros poco.Yo personalmente valoro los que dejan mucho barro, porque si te sacudes el barro se deduce que has podido con ese charco(problema ).Luego hay algunos charcos que dejan huella y esos son duraderos hasta el final(fallecimiento del alguien que querias mucho....)Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Cada vez q pisamos un charco y nos salpicamos aprendemos. Pero cada vez q nos caemos en él y nos levantamos una y otra vez nos hacemos más fuertes y sacamos lo mejor o peor de nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  3. Lo malo sería caer en el charco y no salir de él o rebozarse en su inmundicia. Eso ¡nunca! Ni dejar que otros te impidan salir.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "