" 40 de mayo "

Dice el Refrán " Hasta el 40 de Mayo no te quites el sayo "


Yo lo cumplo a rajatabla. No quito las mantas y el edredón de plumas hasta el 10 de junio, me da igual que mi familia se meta en la cama y sude más que en la sauna, la manta y el edredón se quedan.

Esta semana creo que me he dado un golpe en la cabeza, seguramente ha sido cuando he abierto alguno de los armarios y se me ha caído toda la ropa encima, entonces me he puesto a colocar.

Tenía ropa de todas las temporadas, polares, entre tiempo, manga corta y he pensado:

- Venga a guardarlo todo.

Pero claro, qué guardo ??

Porque cuando escuchas el tiempo en la tele, (  la 3, pero voy a tener que cambiar ), el presentador siempre dice que tendremos inestabilidad atmosférica.

Son listos los tíos, ni blanco, ni negro, gris, así nunca se confunden.

Y cuando me arreglo por las mañanas, no se que ponerme.

Un día puedo salir con manga corta, vaqueros, manoletinas y llegar a casa sin dedos, con carámbanos, muerta de frío, y al día siguiente por miedo a que me pase lo mismo me planto las botas, las medias y la chaqueta y sudo tanto que las botas me bailan.

No es que la dieta funcione y haya perdido peso, es que sudo tanto que pierdo líquidos y no solo por el pis.

Y que pasa durante el resto del día??

 Pues que me siento como un mamarracho, además de oler realmente mal, que mi sudor es como el de el resto de los mortales y solo me gusta su aroma a mi, y no siempre, vas por la calle, con los chorretones de sudor por la espalda, con la sobaquina empapa, que por cierto me recuerda siempre a un profe de francés que tenía en mis años de instituto, con él, francés aprendí poco, pero sabíamos que día de la semana era solo con mirar los cercos de sudor de su camisa.

Uno lunes, dos martes, tres miércoles, cuatro jueves, si los veías de lejos y no te acercabas por miedo al aroma, seguro que era viernes por la tarde.

Esta mañana iba a caer el diluvio universal según los del tiempo, pero yo me he arriesgado y he dejado el paraguas y las botas en casa y al entrar a trabajar iba con manoletinas y manga corta y una compañera con botas, paraguas y chaqueta.

Subrealista hasta más no poder !!!

Esto será cosa de la crisis, que los del tiempo tienen un pacto con las tiendas de ropa y complementos, un día nos dicen sol, para ir a comprar ropa a las de verano y otro lluvia para ir a las de invierno.

Pero bueno, como yo soy como soy, he encontrado la solución.

Voy a ir de un sitio a otro en coche como Fernando Alonso en el último anuncio que ha hecho y en el maletero tendré preparada una maleta para mi y para los niños con lo siguiente:

- paraguas
- chubasqueros
- gorros de lluvia
- sandalias
- camisetas de manga corta
- chaquetas
- forros polares
- y el protector solar.

Que hace frío me abrigo, que hace calor cambio la ropa, que me achicharro al sol, pues me pongo protector solar.

De esta manera seguro que siempre acierto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" 3XL"

" La mancha "