" Frikerias "





Cuando el primer día en tu nuevo hogar, ( una residencia universitaria, regida por monjas muy tradicionales y compañeras muy pijas ) pues eso cuando el primer día en ese que va a ser tu hogar durante tres largoooooooooo años te presentas con los pelos de punta, muy cortos, y una camiseta en la que se lee Lucifer, estas enviando señales, muy, muy , muy claras de que no eres una más, de que eres esa, la nueva, la que no estudia derecho, la diferente.

He de aclarar que de 50 compañeras que eramos solo 5 no estudiábamos derecho, creo que casi las mismas que no habíamos ido a un instituto de secundaría privado, religioso y solo femenino.

Claro, automaticamente y sin preguntar te ponen en una lista de gente que ha hecho o ha dejado de hacer cosas que ni te han preguntado.

Y entonces piensas: Pues vale, para qué las vamos a dar explicaciones.

Explicaciones como que Lucifer era los nombre del que era mi novio por esa época y el mio junto, Luci y fer, o que lo del pelo fue un error de comunicación entre la que había dejado de ser mi peluquera y yo.

El caso es que desde entonces fueron tres años de dar por saco puros y duros, de vosotras cantáis esas canciones que se cantaban en el 39 pues yo pongo un poster de esa A dentro del circulito, que a mi no me iba ni me venía, pero que a la que ese año compartía habitación conmigo creo que casi la provoca una ulcera en los ojos, que era lo primero que veía al despertar y lo último antes de dormir.

Vamos tres años que te hacen crear concha, curtír carácter, ser pasota a la vez que un poco cabrona.

El caso es que no era la primera vez que me veía en una situación similar, que el primer día en el instituto también me sentí un poco diferente:

Alta, muy alta para mi edad
con un aparato ortopédico que hacia que pareciese que me había tragado el palo de la escoba
Gafas
Y además tener el descaro de no sentirme insegura, deprimida o acobardada,  por llevarlo hacía que más de uno y una decidieran dedicar su energía, su poca sesera a insultarme, intentar pegarme, o hacerme pasar un mal rato.

Con lo que no contaban era con mis posibles respuestas, tanto verbales como físicas, y aún, después de ... ( muchos años ) alguno/a se cruza de acera cuando me ve acercarme.

Porque una cosa es ser diferente y otra muy distinta es ser tonto o cobarde y yo eso creo que no lo he sido nunca, que me insultas, te insulto, que te acercas y me das un empujon, yo te doy dos y más fuertes, que me menosprecias, no necesito tu aprecio, no lo quiero, que no me entiendes, mejor .

Además el no ser un borrego lo que hace es permitirte desarrollarte más y mejor como persona, conocer otros horizontes, relacionarte con gente de muchas y diferentes formas de pensar, ser más sociable, aprender, confundirte y poder reconocer tus errores sin miedo al que dirá, total ya lo van a decir.

Bailar como el cuerpo te lo pida y no como en un vídeo clip de los de antes que parecían todos robot al mismo son, moverte con soltura, con tu estilo personal o en mi caso como el jodio aparato me dejaba que era de una forma un tanto peculiar.

El ser un friki te permite comparte un abrigo rojo con letras de colores y corte al estilo piel de pingüino y pasarte todo el curso con él puesto, con una botas que por cierto ahora todos los alternativos llevan y unos vaqueros que ahora también están de super moda.

El ser un friki, te permite ser tú, ser un adolescente que madura poco a poco, por si solo, madurar en tu camino y no en el que te marca, convertirte en un adulto activo, con sesera, con tu carácter, con tus ideas y no las modas de la época en la que te criaste o de los que te rodearon.

Lo malo es que cuando tienes 10 años, 12, 15, 20 años y te bombardean a diario, a veces las lágrimas caen por tu cara sin poder evitarlo y en la soledad de tu habitación te preguntas si merece la pena tener tu propia forma de pensar, de vestir, de actuar, de estudiar, de vivir, e intentas hacer un esfuerzo y entras en el redil, pero poco tiempo después no sales, si no que corres, saltas para huir de él, porque tú no eres así y no puedes actuar así.

Y continuas tu camino, en el que nunca estás solo porque afortunadamente en este mundo no todo el mundo es un borrego, no todos están dentro del redil, no todos son zombis y puedes tener la suerte de irtelos encontrando a lo largo de las diferentes etapas de la vida y fortaleciéndote como persona además de creando lazos de amistad que durarán toda la vida.

Comentarios

  1. ¡ESA ES MI NIÑA! Adolescencia y juventud dura la que te tocó vivir pero que supiste afrontar con valentía y decisión.Que tambien te dió oportunidad de conocer gente buena y amigos sinceros que aún consrevas.A esa gente que se creía más inteligente más guapa que tú les diste tambien una buena lección con tus exitos profesionales que no se podían ni creer y que solo eran fruto de tu esfuerzo y trabajo.Sigue en esa linea pero sin rencor porque esa palabra no la tienes en tu vocabulario.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "