" Un día cualquiera "


Hay una peli de Michael Douglas, que se titula " Un día cualquiera " que al tío le van pasando cosas a lo largo de un día, hasta que al final explota y se lía a tiros con media ciudad.

Pues yo hoy estaba  preparando la comida, casi a las 2,30 h de la tarde, las tripas de mis hijos y las mías cantando como el Pavarotti y el tapón del bote de tomate que dice que no, que no se abre.

Estaba yo para tonterías hoy, llevaba un día de esos que prefieres borrar del calendarios, de los que cuando te levantas con los ojos legañosos, el pelo a lo Amy Winehouse, en uno de sus conciertos, piensas, esto se arregla con un par de brochazos de Max Factor, con las planchas del pelo y un traje de Pihipi y te quedas tan tranquila, pero vamos que no, no, no, que el día empezó mal y fue poco a poco a peor.

Se me ocurre mirar a ver si ayer escribí bien el blog, desde el teléfono, que hay días, los menos que el sueño llega casi a la vez que mi dedo pulsa en enter de publicar y puedo meter la pata y claro hoy era uno de esos días, el titulo no se parecía en nada a lo que yo había querido poner, bueno pensé, sacrifico los cinco minutos del café y lo arreglo, ja, enciendo el Pc pero internet dice que tu tía, que no puedo entrar.

Jo, yo no sé quién es el dueño de la compañía de telefonía que yo utilizo pero como todos los usuarios nos acordemos de él y sus antepasados por igual, pobrecillo.

Para colmo la joven que me ha atendido me ha dicho que el problema era de mi Pc y no de la línea, con lo cual me he empezado a acordar del que me pasó el matavirus, que es pariente mio y entonces he pensado que de sus antepasados y familiares no me iba a acordar, que también son míos.

En el trabajo las cosas a peor, lo único bueno es que hoy no se me ha caído el café encima que esta semana ya iban tres veces.

Llego a casa con una mala leche, un hambre y un señor cabreo todo en iguales proporciones y el tapón del tomate se declara en rebeldía y he dicho:
- que c*ñ* alguien va a pagar hoy mi mal día y mejor que sea el tomate.

Y así es como lo he abierto.                                                                              

Se que no es políticamente correcto, que me he pasado tres pueblos abriendo el tomate de esa manera, pero lo agusto que me he quedado, que ya me duele la muñeca de intentar abrir los botes, que parece que los hacen a mala leche o tienen un convenio con los fisioterapeutas nacionales, ( sin ofender a los fisioterapeutas que conozco y que me tratan ).

Pero digo yo que un abre fácil como las latas de espárragos blancos, estaría estupendo, como las de mejillones en escabeche mejor no, que siempre me salta la salsa naranja a la ropa y esa no sale ni con Ariel, ni con Colón, ni KH7, que lo sé.

Además siempre será mejor apuñalar a un pobre bote de tomate frito que pagar mi mala leche con el primero que se me cruce por la calle como hacen otros.

Comentarios

  1. Para la próxima vez que se te resista el bote de tomate u otro cualquiera, coges el cuchillo y en vez de clavarlo por arriba, con lapunta por debajo del tapón y haces como palanca entre el tapón y el cuello del bote, verás como se abre.Un saludo.Manolo

    ResponderEliminar
  2. to lo malo que te puede pasar es que el cuchillo salte y te amputes un deo, así, de sopetón, sin anestesia... o que uses un cuchillo de punta y salte la puntita na más y se te clave en un ojo, en un mofletillo, o en una tetilla y vayas por ahí con una desinflada... o más inflada de lo normal... Amos, que digo yo, no puedes hacer tú como el resto de los mortales y pegarle unos cachetitos en el culo al bote del tomate en cuestión...o más fácil aún, te vas a la despensa y pillas otro bote que no sea un reaccionario, te parece?

    ResponderEliminar
  3. joer Elenita,te me pones un poco drastica, no.Vamos a ver, quería decir que haces un poco de palanca sin forzar, claro que si fuerzas puedes romper el cuchillo y causarte alguna herida. Pero me darás la razón, que lo que ha hecho tu hermana puede ser peor, porque al estar cerrado al vacio, clavar un cuchillo en el bote cerrado , puede estallar el bote y clavarte los cristales en la cara o en la mano cuando menos.Un besito Elena.Bueno a las dos Hermanas.Manolo

    ResponderEliminar
  4. jajajaj, que noooo, que lo que yo quería era apuñalar y el bote de tomate era lo más cercano que tenía, además todo lo otro lo hice después del apuñalamiento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" 3XL"

" La mancha "