" 11/1/11 "

Puag!!! Que poco me gusta el fútbol.

 11 tíos de un equipo contra 11 tíos de otro, ( mercenarios todos ellos ), y  1 masoca al que le encantan que se acuerden de su madre constantemente y en un montón de idiomas diferentes.

Para mi el fútbol no tiene sentido, no lo entiendo, ese nerviosismo por la liga, los partidos, la copa del Rey, del marqués, de Europa, de África, de yo que sé.

Que tiene de emocionante ver a 22 tíos correr detrás de un balón??

Será cosa de sexos o de neuronas, claro que igual que no me gusta el fútbol me encantan otras cosas, por ejemplo y para que podáis meteros conmigo soy fan de la saga Crepúsculo, los Lobos contra los vampiros, jijiji, creo que eso tiene más delito que el fútbol, pero vamos que todavía no me ha dado por hacerme ultra, ni  limitar mi vida al horario de las pelis, ni vestirme con los colores de los hombre lobo que son mis preferido.

Porque lo del fútbol en algunos países es ya una experiencia religiosa, que se adora a los jugadores como a un dios.

A mi lo único que me gusta del fútbol son tres cosas:

Las reuniones para ver un partido de esos que se consideran de interés nacional y los ponen en la tele por abierto, que una vez fui a uno y el que acompañaba se metió sin saberlo en la guarida del enemigo, solo ante el peligro, rodeado de seguidores del equipo contrario, yo como me aburría, porque jamás entenderé lo que es un fuera de juego, les dije:

- que me voy a dar un paseo.
- en menos de media hora, mi acompañante me llamó muy enfadado y me dijo, que nos vamos, jijiji, su equipo iba perdiendo y todos los demás se metían con él.

Lo segundo que me gusta del fútbol es que cuando los amigos se reunen se suele pedir pizza, comida china, vamos que me salto a la torera la dieta saludable y equilibrada.

Y lo que más me gusta de todo es meterme con los madridistas, que son los seguidores del Real Madrid, en casa tengo tres y me encanta machacarles cuando pierden un partido, a ellos y a los que conozco de fuera, siempre se lo toman como algo personal.

Pero vamos que a mi el fútbol ni me va ni me viene lo más cerca que he estado de interesarme por él, fue el primer año que mis hijos coleccionaron los cromos de la liga, que salen más caros que enviarlos a hacer un master a EEUU, pero todos los críos hacen la colección y claro si ellos no la hacen se traumatizan, el caso es que ese año me lo tomé como un reto personal y me llevaba la lista de los cromos al parque, cambiaba con otros padres, los buscaba en internet.
Vamos como una super fan, que hasta entendía algo de lo que decían en los deportes del telediario.

Comentarios

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Unos posits "