" Pies Fríos "



Mis pies siempre están fríos, da igual la estación del año, siempre están fríos.

Y esto no me deja dormir.

En pleno invierno puedo ir en camiseta sin mangas y una pequeña chaqueta y no tengo frío, pero los pies, ya los puedo meter en brasas, en agua hirviendo, o en un volcán, siempre los tengo helados.
Será que todo mi calor se acumula en mi corazón, en mi mente, en mi cuerpo.
Será que los sentimientos gastan tanta energía que no me queda para calentar mis pies.

Porque mira que es cansado querer a alguien!!

Es una tarea agotadora.

Cuando se quiere a una persona, hay que dejar de hablar en singular y comenzar a hablar en plural.

Cuando se quiere a una persona hay que ser capaz de ponerse en el lugar del otro.

Cuando se quiere a una persona los intereses personales no existen.

Cuando se quieres a una persona, hay que ser comprensivo, respetuoso, amable, afectivo, cariñoso.

Cuando se quieres a una persona hay que planear un futuro, hay que vivir un presente, hay que recordar un pasado.

Cuando se quiere a una persona, el día a día tiene que ser común, las tareas compartidas, las conversaciones fluidas.

Cuando se quiere a una persona el tiempo pasa volando, los días se hacen minutos, las semanas se hacen horas, los meses días y los años no pasan.

Cuando se quiere a una persona estás deseando que tenga un detalle, que te llame sin razón y te diga que te ama.

Cuando se quiere a una persona revolotean mariposas en tu estómago cada vez que le ves, te tiemblan las manos cuando hablas con él, dices tonterías sin saber por qué ?

Cuando se quiere a una persona y tienes la suerte de ser correspondido, eres la persona más afortunada del mundo.

..

Comentarios

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "