" Manjar de Reyes II "

                                      
                                  " Especial Microondas "





En este nuevo proyecto de cocina fácil que he comenzado merece una atención especial ese amado, apreciado y millones de veces utilizado electrodoméstico llamado Microondas, para aquellos que no hemos sido bendecidos con el Don del Buen Cocinar, este aparato se ha convertido en nuestra  segunda madre, una vez que abandonamos el nido materno.

Mi primer microondas falleció recientemente debido a un incendio fortuito en su interior, advertir a todos los propietarios de un aparato similar, que los microondas NO SE LIMPIAN POR DENTRO CON VITROCLEN, que salen ardiendo.

Y para las recientes mamás decir que el esterilizador de biberones " siempre " con agua, que sé, que si no la pones, y lo metes en el microondas, los biberones se derriten dentro del esterilizador y se estropea todo

Bien, aclarado esto, que me parece de vital importancia, os presento aquí algunas de las recetas más útiles en la vida de cualquier mortal:

Café calentito:

Dificultad: Eso depende de la cafetera que tengamos.
Coste: Ni idea.
Elaboración: Ponemos un poco de café en una taza, o un vaso, nada de plástico por si se derrite, la leche al gusto, mucha, poca, nada, pero nunca, nunca, hasta arriba, que si cuece se sale del recipiente y mancha todo.
Cerramos la puerta del microondas y lo ponemos en marcha, no más de un minuto, que nos quemamos la lengua.
Se sirve en la misma taza en la que lo hemos calentado, opcional poner azúcar, sacarina o sal, cada uno lo que le guste o necesite en ese momento.


Caldo, sopa, puré.

Dificultad: Esta varía dependiendo del tipo de tetrabrik que compremos.
Coste: No mucho más de 3 euros.
Elaboración: En un plato hondo o en un cuenco, vertemos el contenido del tetrabrik, lo introducimos dentro del micro y lo tapamos con una tapa de esas del chino, de las que evitan que las salpicaduras manchen todo el interior del microondas.
Lo ponemos en marcha un par de minutos y listo para tomar.

Filetes:

Dificultad: Mucha
Coste: Alto si hay que tirar la comida.
Elaboración: Los filetes no se hacen en el microondas, y los que ya está hechos se ponen duros y no se pueden comer.

Huevos:

Dificultad: Baja.
Coste: Mucho.
Elaboración: Los huevos, o se hacen en el microondas explotan y después hay que limpiarlo todo.

Sanwis de queso:

Dificultad: Media, cuidado con el cuchillo.
Coste: Caro, el pan bimbo es caro y el queso más.
Elaboración: 1º y principal, en casa tenemos que tener pan bimbo y queso, no vale el fresco ni los quesitos, ¡ queso! del rico, del caro, del curado, ese que cuesta un riñón.
Necesitamos un cuchillo, una tabla de madera, un plato, una servilleta y algo de beber.
Cortamos el queso en taquitos encima de la tabla de madera, los taquitos, no más grandes que el pan y los vamos colocando junto con el pan en el siguiente orden.
Plato limpio, rebanada de pan, taquitos de queso, rebanada de pan.
Introducimos el plato en el microondas y lo cerramos, a temperatura máxima, durante 1 minuto y 30 segundos, más no, que se quema el queso y no queda bien.
Esperamos unos segundos después de que suene el pitido de terminar y sacamos el plato.
Lo servimos acompañado de la servilleta y la bebida que más nos guste.

Otra utilidad del microondas, (para algunos la única ) es:


- Vamos a uno de esos centros de moda o una gran superficie y compramos la comida ya preparada, arroz, pasta, carne, pescado, sopa, lo que queramos, nos lo llevamos a casa en unos taper monísimos, que nunca chorrean si van en bolsa, pero si lo colocas fuera de ella en uno de los asientos del coche chorrea todo y la mancha nunca se va.
Bueno pues eso, llegas a casa y " Quitas la tapa del recipiente ".
Sin Tapa, lo introduces en el microondas y lo calientas un par de minutos, listo para servir a las visitas y quedar como una anfitriona modelo, para escuchar esas alabanzas que nos encantan y que " Jamás" vamos a desmentir,
  " Que bien te ha quedado este plato de comida tahilandesa! es increíble como has mejorado en la cocina?"


Para limpiar el microondas lo mejor, más fácil y barato es, poner un cuenquito de los de gazpacho lleno de agua, con un zumo de limón, introducirlo en el microondas y ponerlo en marcha a temperatura muy alta durante 5 minutos, No Se Por Qué? Cuando se para el micro está limpio. Genial.



Comentarios

  1. A ver, cariño, pa que los filetes no se ponan duros en el microondas, la técnica es realmente fácil. Pones un vsito de agua a la vez en el micro. Por ejemplo, esas pechugas de pollo que han sobrado de la cena del día antes, y te sirven para comer tú, porque eres madre y te van las sobras. Pues filetes a un lado, vasito de agua al otro y dos minutitos de micro.
    Que lo que tienes son unas migas, pues "idem de lienzo", haces un huequito entre las migas con su choricito y su pancetita y el vaso al medio, como si lo sembrases... queda hasta la panceta churruscadita, pero no dura;si ves que tal, puedes salpicar las migas un poco antes con agua.
    Por cierto, queda impecable con el limón porque éste es desengrasante, ;)

    ResponderEliminar
  2. Si lo que digo, unas clases de cocina no vienen mal, jajaja

    ResponderEliminar
  3. Vosotros dos un día vais a tener que venir a mi casa a comer mis comidas!!! jajaja, juego mortal!!

    ResponderEliminar
  4. Lucia eres una exagerada a mi me consta que cocinas bien...bueno tampoco me voy a pasar con los alagos que se va a notar mucho que soy tu madre de todas maneras si no lo hicieses bien de qué iban a estar tus hijos tan sanos y bonitos.Ratifico lo de la limpieza del micro y me echo la culpa del desaguisado.

    ResponderEliminar
  5. bueno, pues otro consejo, que las que sabemos cocinar también nos cargamos microondas, jajajaja, jamás metáis unas rodajitas de calabacín en el micro por mucho que os juren que van a quedar como patatas fritas cuando estais a dieta, y menos en un plato de duralex de esos blancos... porque se derrite el plato, se pega al plato de cristal del micro y acto seguido a la ruedecita que hace girar el microondas. Y por supuestos, en un ataque de pánico, no metáis todo el pegote en el fregadero y le echeís agua como si se fuese a quemar toda la urbanización. Fijo, os quedáis sin microondas, como me pasó a mí, jajajajajajaja

    ResponderEliminar
  6. jajajajaja, yo ya he destrozado de todo, la caldera se quemó, la tele se suicido, la puerta de la cochera de descoyuntó, la lavadora quería huir, el brasero explotó, vamos un poco de todo, supongo que todo no será culpa mía, bueno que se derritieses los biberones en el esterilizador eso sí, que no le puse agua al cacharro, pero lo demás serán casualidades de la vida.

    ResponderEliminar
  7. Para destrozas mis hijos, parezco el de mantenimiento los fines de semana, siempre con las herramientas y la silicona, es uno de los mejores inventos tanto fría como caliente, vale para casi todo.

    ResponderEliminar
  8. jajaja, y el pegamento, y la grapadora, y las tiras de pegar los bajos de las cortinas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "