" I no cen te "

Anda que no le he dado vueltas a lo que podía poner hoy, que el día es para gastar bromas.
Pero no tengo ganas.                                                                            

Hoy es el día de los inocentes, de los inocentones y de los pardillos, que aunque parece lo mismo no lo es:

- Un inocente, es un ser indefenso, un niño, una persona que necesita la protección de los que les rodean, un ser nacido para ser querido y al que nunca, nunca hay que gastar una broma de mal gusto.

- Un inocentón, es esa persona que no es capaz de entender los dobles sentidos de las frases, que hay que explicarle los chistes con mucha paciencia, a esos sin piedad, se les puede gastar todas las bromas que queramos, pican siempre.

. Un pardillo, es una persona que siempre tropieza con la misma piedra, que hace castillos en el aire, que deja que otros los hagan y se los cree, esos no necesitan un día de los inocentes, les gastan bromas todos los días y pican a diario.

Pero esto de los inocentes es como las monedas, tienen cara y cruz, para que haya un inocente , un inocentón y un pardillo, tiene que haber:

- Un protector, que cuida de los inocentes, una persona amable, cariñosa, buena, vamos un cielo.

- Un bromista, es una persona que gasta bromas, de buen o mal gusto, pero sin intención de hacer daño a los que se las gasta, solo para pasar un buen rato.

- Un capullo, es el que se aprovecha de un pardillo, el que le hace tener esperanzas, creer sus mentiras y pensar en cosas que no pueden ser.

Nunca me han gustado esos programas que ponen en la tele, todos, todos los años, ese que parece tan divertido, que hace pasar un mal rato a una persona con una cámara delante y que todo el país vea lo tonto que es uno.

Mira que yo he sido de las que gastaba bromas, a los inocentones, que quede claro, de todo tipo, de buen gusto, de mal gusto, pero cada año liaba una, que ya me estaban esperando.

Pero este año no tengo ganas, me solidarizo con el otro lado de la moneda, con los inocentes, con los que son la diana de las bromas, con los que sufren algunas de esas " bromas " y he decidido no gastar ninguna este año, " o a lo mejor esa es la broma, no gastar ninguna broma ".

Bss para tod@s los inocentes del mundo, los que siempre pican, los que tropiezan con la misma piedra,

Porque yo muchas veces también lo soy.

Comentarios

  1. Yo siempre he sido de los que siempre les gastaban las bromas.Si es verdad que los bromistas que me tocaron no eran malas personas y las bromas hasta rasultaban graciosas.Por el contrario yo nunca las gasté por miedo a herir a las personas porque no hay nada peor que reirse a costa de la buena fe de la gente y peor aún a costa de su sufrimiento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "