¡ El gordo y los tres ilegales !



Hoy me he tenido que morder la lengua, para no decir una barbaridad.

Después de todo el día trabajando, me he puesto a cenar con mis hijos en la cocina y naturalmente el tema de conversación han sido Papá Noel y los Reyes Magos, como nooo!! estamos en las fechas.

- Mamá!!  ha dicho el pequeño, como vosotros no me compráis la maquina ya se lo que voy a pedir, a los Reyes y a Papá Noel, Lo mismo a los dos.
- Yo que ya tengo hecho los deberes, como toda buena madre, he dicho, y qué es cariño?
- Él me ha dicho, voy a pedir, la Play, la Wi, la Psp, la DS, la...., en ese punto yo ya me había perdido.
- Pero cariño, le he dicho yo, tú no te habías pedido unos gormitis, unos playmobil y unos cuentos??
- NO, yo no, eso lo dijiste tú!!, me ha contestado

Cuando yo pensaba que no podía enfadarme más, mi otro hijo ha dicho, Yo también quiero cambiar las cartas!!
- Joder, he pensado yo, y ahora que hago con todo lo que tengo en el cuarto de la caldera????
- Cariño, te lo has pensado bien, mira que los Reyes y Papá Noel tienen los encargos preparados con mucho tiempo, que luego no les da tiempo a encontrarlo.
- no te preocupes mamá, que son mágicos y tú no vas a tener que pagar nada.
jajajajajaja.

Y ahora que hago con todo lo que tengo???
Que no se parecen en nada a lo nuevo,
Tengo dos opciones:

1º Les pongo lo que tengo ya y no digo nada, entonces les puede pasar como a mi a su edad, que me pasaba los días pensando en lo que me había pedido y cuando iba corriendo al salón el día de Reyes, no había nada, de lo pedido, pero me daba igual, que lo que había también me gustaba.

2º opción, les compro una de las cosas que piden en la nueva carta y regalo algo de lo que tengo ya en la caldera.

Creo que va a ser que nooo, que se aguanten y descubran lo dura que es la vida desde la infancia, que yo todos los años le pido al gordo un montón de cosa y después a los tres ilegales que aparecen por aquí sin papeles y NADA, ni uno!!

Si total tampoco pido tanto y lo que pido siempre es lo mismo, que no cambia de un año para otro:

- que me toque la lotería
- que no pase de la talla 40 nunca más
- que no me salgan canas, ni arrugas, ni patas de gallo, vamos tener siempre el cuerpo de una de 20.
- y poco más.

Pues eso, que no voy a cambiar los paquetes que ya tengo preparados hace un mes, que ya esta bien!!, que lo que no puede ser es que se pasen desde agosto pensando en lo que se van a pedir, y una semana antes los de las jugueterías cambien el catálogo, ( a mala leche ) y los críos se vuelvan locos con los nuevos y se olviden de los que aún no les hemos dado.

A ver si hay suerte y descubre pronto la cruda realidad y así dejamos de hablar en clave, c*ñ*, que los padres parecemos tontos, con frases como:
- cariño, has guardado " los cartones de leche " que he dejado en el maletero?
- a lo que el marido te responde, qué cartones? de qué me hablas?
- y tú empiezas a hacer muecas, a parecer que te ha dado un ataque de epilepsia, con movimientos de brazos y espasmos, vamos que poco les falta a los críos para darse cuenta.
Con lo fácil que sería ir con ellos y comprar lo que fuera o simplemente decirles:

" Hijos, los reyes son los padres y este año te tocan cuentos y juguetes no muy ruidosos "

Esta es la PSP con la que mis hijos juegan. jijiji, es de plastilína, la han hecho ellos.

Comentarios

  1. Haz el favor de comprarles la maquinita de las narices a los niños! Guarda los de la caldera para otro momento, dile a los abuelos y a los tíos que no compren nada que ya lo has comprado tú, que te ingresen el dinero y tú les das el capricho a los niños. Haz el favor! ya tendrán tiempo de descubrir la cruda realidad! a nadie le gusta pedir un jersey del caballo y recibir los calcetines del mercadillo! (aunque algunos salen buenos)

    ResponderEliminar
  2. No te quejes que yo siempre me pedía todo el escsparate de juguetes de los Almacenes Marcos y luego me traian una cartera para ir al colegio eso sí de autentico cuero que las hacían unos vecinos guardicioneros de poritita artesanía y me sacaban los juguetes de otros años que por supuesto no había podido utilizar porque se rompían y estaban todo el año guardados en un baul en la troje.En fín eran otros tiempos y otros aires.De todas formas los niños actuales tienen demasiados juguetes y no saben estimar lo que tienen.Mi consejo es que les des una de cal y otra de arena para que vean que no todo se consigue en esta vida.

    ResponderEliminar
  3. en mi casa en vez de una de cal y otra de arena nos van a dar una de timbal y otra de platillo... mecawenlaestampadelpapánoelaficionado!!! Pero bueno, para compensar, este año,los reyes han reservado para mi casa unos deliciosos juguetes de madera, que suenan poco y duran mucho para el enano chico y unos estupendos juegos de mesa que le empiezan a interesar al enano grande y así interactuamos un poco más con él , que últimamente está como exiliado en la salita bajo el protectorado del Disney Channel, el Clan, Boing ...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Unos posits "