" El duende "

 

Hay una historia nórdica que dice que en las casa viven duendes y que se divierten cambiando las cosas de sitio. 

Pues si esto es verdad el que vive en mi casa es un c*br*n, que no me cambia las cosas de sitio, ME LAS ESCONDE.

Me he pasado tres horas buscando el manos libres del teléfono y claro, estaba en el sitio más normal, en el bolsillo de la chaqueta del pijama, pero no ha aparecido hasta que yo ya me había comprado otro.

Después han sido las gafas, cosa por cierto muy normal que nunca sé donde están.

Pero vamos esto es algo habitual en mi casa, si no desaparecen las gafas, es el reloj, los pendientes, las llaves, hay un cuchillo que llevo meses buscando, el pelador de patatas, el mando de la tele, cualquier cosa, pero curiosamente las facturas no desaparecen nunca, se las podía llevar y pagarlas él.

Y es casi seguro que en mi casa vive un duende y que la tiene tomada conmigo, que se dedica a amargarme la vida, a complicármela cada día un poquito más, a borrar la frecuencia de la radio en cuanto meto un pie en la ducha, a desprogramar el tdt en cuanto salgo de casa, a saltar los plomos de la luz si se me ocurre irme a dormir fuera, a poner un tope en la puerta del congelador para que se quede abierta toda la noche.

Porque es imposible que tal sucesión de calamidades me puedan pasar a mi sola.
Y digo yo que si tengo un ocupa en casa, un ilegal, un sin papeles, por lo menos podía ayudar en las tareas domésticas, preparar los desayunos, fregar los platos, limpiar la casa, hacer las camas, planchar, ayudar a los niños con los deberes, vamos lo normal.
Un estilo a Curro el perro del anuncio de la primitiva, que no se preocupe que de sellar el boleto me encargo yo, algo tendré que hacer.

Pero nada seguro que a mi me ha tocado un elfo domestico de esos que aparecen en las pelis de Harry Potter, en vez de un duende de los de David el nomo.

Y es que hasta para eso tengo mala suerte.

He estado navegando por internet y he encontrado dos posibles soluciones a este problema:
1º- mandar a el duende que traiga agua del mar con un colador, con lo lejos que está el mar de aquí y lo difícil que es traer agua con un colador, ese no vuelve.
2º, conseguir una planta que crece la noche de San Juan, meterla en una botella de cristal negro y taparlo, al día siguiente tendremos un duende doméstico creado para ser nuestro sirviente, jiji, esta me gusta más, se acabo el problema del desorden en casa, de gastos en contratar a chicas del servicio, de ser una marujilla, aunque no se yo si el ministerio de igualdad me va a buscar las cosquillas por discriminación y malas condiciones de trabajo del duende, capaces son de crear un tercer genero, hombre, mujeres y duendes en igualdad de condiciones.

 no se, no se , mejor le mando a por el agua con el colador! 



Comentarios

  1. Dice una leyenda danesa que para tener contento al duende de casa hay la siguiente formula:La noche de Nochebuena hacer un arroz con leche con muchas especias y dentro una sorpresa, comersele de postre todos juntos y en el mismo plato no sin antes haber apartado una porción para el duende que se le pondrá en la troje o en su defecto en otro lugar adecuado.De esta manera el duende está contento todo el año.Se me olvidaba el comensal que se encuentra la sorpresa gana un regalo y la buena suerte para todo el año.Lucia,¿A TÍ ESTO NO TE SUENA A ALGO? BESOS NOSTALGICOS DANESES DE HACE MUCHOS AÑOS.

    ResponderEliminar
  2. he de aclarar que la sorpresa del postre la encontré yo en la 1º cucharada, y no dije nada hasta que se lo habían comido todo, jijiji.
    ah!! y no pague el regalo, será por eso lo del duende c*br*n,
    bss nostalgicos para tod@s

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena por el blog, la historia del duende es muy divertida y a la vez cotidiana, pues me parece que en todos los hogares suele haber uno, pero vamos no te preocupes , me da la impresión de que a todos nos cambian las cosas de sitio o las cambiamos nosotros sin darnos cuenta. Ah, se me olvidaba haber si el duende dichoso va a ser del Madrid.Un saludo. Manolo.

    ResponderEliminar
  4. noo, del Madrid seguro que noo!! es casi seguro que no le gusta el fútbol, jijiji

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Unos posits "