" Sucedaneos "

Ayer quedé con unos amigos para tomar un café, el mio como siempre, el de ella descafeinado, con leche desnatada, con sacarina, sin pasteles, sin churros, sin nada, vamos agua manchada.

uuuummmm qué rico !!!!

Claro que si vamos de cañas la cosa no mejora, una cerveza sin alcohol, ling, una coca - cola zero y sin cafeína.

Jo que asco!!!!

Eso en cuanto a la bebida, que con las comidas es peor, queso y mantequilla ling, arroz rico en fibra, pasta baja en hidratos.

Mucha verdura, poca carne, nada de grasas, nada de azúcar, nada de nada, como continuemos así vamos a empezar a alimentarnos a base de sobre enriquecidos.

La comida dejará de ser un placer, algo social, un momento para compartir con los amigos, con la familia, simplemente será una necesidad vital.

Estaremos más interesados en otras cosa, en como nos queda la ropa, en bajar una talla más, en no tener arrugas, en tener el pelo sedoso, los labios carnosos, en ser perfectos en no envejecer.

Pero vivir preocupados del cuerpo, a la vez que del trabajo, las cosas de casa, el dinero, los problemas diarios es mucho, es demasiado.

Y lo peor es que el culto al cuerpo es algo semi voluntario, digo semi, porque aunque es una elección personal casi nadie la realiza de forma voluntaria casi todos son empujados por la sociedad que les rodea.

Otra presión más.

Que vas a cualquier tienda y si pides una talla mayor de la L, se la pides a la dependientas casi en susurros:

- ¿ Qué talla tienes ? te pregunta la simpática dependienta mientras te mira con una cara impersonal que en realidad está diciendo:

- jajaja, Vaca gorda, ¿ cuál me vas a pedir, la XL, o la XXL ?

- y tú piensas, jo esto es más difícil que intentar contratar un sicario.

Mientras dices apretando los dientes algo parecido a un susurro, dame la LLLLLLLLLL o la XXXXXXXXXXLLLL.

Que más que hablar parece que seseas o eres el Harry Potter hablando con las serpientes.

A este paso la vida se va a convertir en un sucedáneo de nuestras vida, en un coito inteructu, que si llegamos al final nos arrepentimos, nos entran remordimientos o peor pagamos las consecuencias.

Que con tal de ser perfecto vamos a sacrificarlo todo, los ricos cafés con churros de las mañanas de domingo, las charlas con los amigos a media mañana, tomando unas cervezas y unos pinchos, las largas sobremesa alrededor de una mesa con la familia, los cafés junto a una chimenea en las frías tardes de otoño, las copas con los amigos en una noche de sábado.

En fin que la vida es algo más que evitar las patas de gallo y entrar en la talla xs.

La vida es vida cuando se disfrutar, cuando se comparte, cuando se vive.

Y si esto se hace compartiendo una rica comida, una refrescante bebida o un delicioso café pues mucho mejor.

Comentarios

  1. oye, que los sobres, de vez en cuando sientan muy bien, jajajaja ahora, buenos buenos no están. Bueno sí, el de Café Frappé está rico rico, sabe a café, yo lo tomaría hasta por gusto... jajajajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  2. Creo que estar a gusto con una misma es muy difícil, si encima, para conseguirlo debemos tener una lucha diaria con la comida, ya es el remate. A mí me gustaría comer de guarres casi siempre y no puedo ni debo. Pero me gustaría hacer cosas que no puedo ni debo de otro tipo y no lo hago,porque no está bien visto, porque no es bueno para mí o para los demás, porque.... yo lo que hago es intentar comportarme el mayor tiempo posible y sacar los pies de las alforjas de vez en cuando dándome algún capricho, si alguien sabe la fórmula mágica, que me lo cuente.

    ResponderEliminar
  3. ayer me comi un donnut de chocolate, sin aro, con MÁS chocolate dentro, mmmmmm, que rico, y un bocadillo de pate, madre mia!! hacía años que no cometia un adulterio contra mi misma, tan enorme, los remordimientos desde entonces, me corroen, me queman por dentro, creo que el ardor de estomago no es por la mezcla de pate y chocolate, es por mi mala actuación, creo que tengo un michelin más desde ayer.
    Y eso es lo que me mata, el preocuparme de esas cosas, del delicioso pate que me supo a gloria, del magnifico chocolate que me quitó el sofocón, que yo antes era más feliz, con mis ... kg, con mi talla 52, sin los remordimientos, sin la preocupación por lo que me tenía que poner al día siguiente, pero con unos dolores de espalda que no se los deseos ni a mi peor enemigo.
    que quede claro que yo era una gorda que me veia flaca, (tendría un problema de anorexia ) y ahora soy una flaca que me veo gorda ( será que ahora soy bulímica ), o que las neuronas también me han adelgazado.
    Besitos y que quede claro que vosotras dos sois unas tias GUAPÍSIMAS.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "