" Las manias "

Esta noche mientras tendía una lavadora, sobre las doce y media, que para mí es una hora muy normal para tender la lavadora, me he puesto a pensar en como ha variado mi manera de realizar esta tarea a lo largo de los años.

Y os preguntareis, por lo menos yo lo haría:

 ¿ hay diferentes maneras de tender la lavadora ?

Pues en mi caso parece que sí.

Hace algunos años, cuando me aburría, cuando aún tenía tiempo para hacer otras cosas, colocaba la ropa en el tendedero, por tonalidades, y tamaños, es decir, los tonos oscuros de la ropa de color en las cuerdas del fondo y dentro de los tonos oscuros los de mayor tamaño primero y así hasta terminar con los de ese tono, después otro tono más claro y otra vez de mayor a menor,... y así hasta terminar con toda la ropa o la cuerda del tendedero.

Ah! y las pinzas eran seleccionadas por colores, esta cuerda toda de rojo, esta cuerda toda de azul, esta de tonos madera.

 ¡Qué bonita me quedaba la terraza!

Naturalmente esto requiere tiempo, mucho tiempo, cojo la camiseta de la marca Desigual, que es de diez colores por lo menos y hay que pensar en que grupo la incluyo, los pantalones vaquero, igual lavados a la piedra, desteñidos, negro claro, negro oscuros,...

Pues eso, que me sobraba tiempo o me aburría mucho.

Ahora no tengo ni una cosa ni la otra y esta noche cuando tendía la lavadora, en un tiempo recor, unos tres minutos, me he fijado en que más que tenderla la lanzo contra las cuerdas del tendedero, no la coloco, no utilizo pinzas de la ropa, naturalmente me da igual el tono.

El caso es que para todo o casi todo soy igual, una obsesiva compulsiva, que cuando me da por algo, soy como tiburón, "chan chan chanchanchan", voy a por ello y tengo que hacerlo, y hacerlo bien, perfecto, si no lo hago, no descanso, no me quedo tranquila.

Mi lema es si se hace se hace perfecto y si no mejor me estoy quieta.

Por el momento tengo planteado unos cuantos objetivos y me pasa como con la ropa, que tengo que hacerlo perfecto.

1º objetivo entrar en la talla L de todas las tiendas de moda, manera de conseguirlo comer poco y andar mucho, es lo que me hace continuar cuando suena el despertados los domingos a las 7,45 de la mañana.

2º objetivo ser buena en mi trabajo, manera de conseguirlo currarmelo todos los días, de lunes a viernes.

3º ver felices a los que me quieren, manera de conseguirlo, estar cuando me necesiten y cuando no también.

Por el momento no tengo ni tiempo ni ganas de otras obsesiones, que estas tres ya me ocupan demasiado, me agotan física y mentalmente.

Me tienen la mente ocupada y me hacen pensar en las cosas importantes, olvidandome de todo lo demás.

Comentarios

  1. No eres la única con la lavadora, cuando pases por mi calle miras al tendedero, casi siempre hay ropa tendida, somos cuatro, jeje y verás colocada la ropa por tamaño y colores, los vecinos nos dicen que que bien queda la ropa, jajaja, leyéndote veía mi tendedero.

    ResponderEliminar
  2. jejeje, me alegra saber que no soy la única con manias raras.

    ResponderEliminar
  3. NO seréis de los que planchan las sábanas!
    Me niego!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "