"El sentido de la estética"

El sentido de la estética no solo hay que tenerlo en la ropa que nos ponemos, también tenemos que cuidar todo lo que nos rodea, que dice tanto de nosotros como lo que llevamos puesto.

En este apartado, yo tengo algunos vecinos que me están diciendo a gritos el mal gusto que tienen.

Uno de ellos ha decidido decorar su terraza como si fuese un altar para rezar, con lucecitas que se recargan con el sol y después por la noche dan una luz tenue, que ni ilumina y alumbra ni nada de nada, solo están.

Las ha colocado de tal forma que cuando vas por la calle y miras ves la profundidad de su terraza, formando un cuadrado prefecto.

También tiene un velador, al que le ha añadido unas estanterías de metal en cada una de sus patas, con figuritas del todo a 100 naturalmente, y si esto era poco, ha instalado una reja haciendo filigranas, no muy bien hechas todo sea dicho, que lo ha hecho él para que se deslice por ella una planta trepadora, es una lastima que no haya puesto una soga con un lazo al final y la próxima vez que quiera hacer decoración de exterior sea para colgarse él.

Pero este no es mi único vecino con gustos extraños, también tengo varios que son daltónicos, y han pintado las fachadas de sus casas de colores tan poco llamativos como Verde aceituna, Lila arco iris o Rojo inglés, que si, son unos colores preciosos, pero destacan un montón en un grupo de 100 adosados blancos.

Otros de mis vecinos, y no son ni uno ni dos, han optado por vivir en las cocheras, esta muy bien, me compro una casa de doscientos metros cuadrados, la decoro entera y después vivo en la cochera, que dicho sea de paso tienen unas cocinas montadas mejores que la mía. Pero en la cochera.

Claro si vivo en la cochera, el coche no puede entrar y entonces lo dejo en la puerta de mi vecina, ( esa soy yo) que como nunca entra y sale de su cochera, con el mini autobús que se compró, pues no la molesto (cualquier día cojo un destornillador y se lo desmonto entero, así mientras lo monta, no me lo aparca en la puerta ).

Pasamos a la sección de jardinería y nos encontramos las terrazas que parecen la selva de Tarzan, que casi les hace falta un machete para recorrer los escasos 7 por 3 metros que tenemos, y qué nos trae esto?, mosquitos, tan grandes como dinosaurios, avispas, abejas y todo tipo de bichos voladores, además de todas las hormigas de la película "antz", y todas las secuelas  que de esta que puedan aparecer.

Ahora en verano al hacer tanto calor todos abrimos las ventanas y esto nos lleva la sección de los ruidos, algunos ponen la radio en la cocina para ducharse en el baño de arriba y para poder escucharla el volumen está a tope, tal alto lo ponen que una vez la pedi a la dueña si podía bajarlo que era incapaz de oír mis propios pensamientos.

Por la noche los sonidos se transforman en una sinfonía de ronquidos, que varían de tono o intensidad dependiendo del vecino y la hora.

Y por último están los que se mueren de calor dentro de casa y trasladan su salón, televisión incluida a la terraza, y escuchamos todos los programas que ven, que casi nunca son los mismos que veo yo, a un volumen definitivamente insoportable.

Pero para todos estos YO, tengo que ser la vecina Insoportable, jejeje, que dejo a mis hijos salir a Jugar con el balón a la terraza de 7 por 3 a las 7,30 h de la mañana, todos los días durante el verano, y me da igual que sea Lunes, Martes, Sábado o Domingo, que cada uno en su casa hace lo que le da la gana, y a mi me da la gana dejar jugar a mis hijos a "grito pelao" en mi terraza.

Comentarios

  1. Vaya, vaya y "te se han olvidao" las voces que les metes tú a las criaturas que esas son como de altavoz de tómbola

    ResponderEliminar
  2. Oye, tú chhhiiiiiiisss, o cuento lo que les haces tú a tus vecinos!!!

    Y YO NOOOOO GRITOOOO, HABLOOOO ALTOOOOOOOO, QUE NOOOO ESSSS LOOOO MISMOOOOOOO!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. pobrecita, se tragó el altavoz de chica, jjajajajajajajaja, pero yo creo que es deformación profesional, mi madre lo hace también, y yo lo hago por simpatía, jajajaja ah! no que lo mío es que nací para la docencia y decidí llevarle la contraria al destino, jajajaja

    ResponderEliminar
  4. OYE QUE ESTOY AQUÍ, NO OS METAIS CONMIGO (lo digo gritando) ah!! y luego cuando solo tengas 15 días de vacaciones NO TE QUEJES.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "