"Una promesa matrimonial"

Hace unos días he encontrado un blogs que me ha gustado, su autora se llama "vida sin sexo", un nombre curioso.

Leyendo su blog me llamó la atención una de sus entradas, en la que expresaba lo que diría en sus promesas matrimoniales si se casase, le pedí permiso para comentarlos y ella me dijo que si.
Estos son sus votos:

"Si yo me casara estas serían mis promesas de matrimonio:
- Te dejaré ser tal como eres.
- Me caso contigo prometiendo que de ninguna manera intentaré que me imites o que veas el mundo exactamente como yo lo veo.
- No cambiaré de parecer, angustiandote con exigencias, agresiones orales, mal humos.
- Respetaré siempre lo que somos, sin sentirme ni hacerte sentir culpable, sin permitir que nadie intente imponernos conductas o ideales que no son los nuestros. Tenemos derecho a expresar nuestra propia visión del mundo, aunque sea distinto de la de otros.
- En el terreno emocional reconozco que no todos amamos de la misma manera. Nos amaremos como podamos amarnos, sin tratar de ser un espejo. No nos encerraremos en una relación exclusiva, sino que iremos agregando a nuestro cariño, el cariño de nuestros hijos, por nuestros parientes, nuestros amigos, por aquellos a los que admiramos, por la humanidad entera, por todos los seres inanimados o vivientes, por la vida.
- Reconoceremos que el amor, no es la busqueda de la igualdad, sino la diferencia complementaría. No seremos dueños, ni propietarios unos de otros, nos ataremos con nudos que siempre sabremos deshacer, nos ayudaremos a conservar una area privada que siempre sabremos conservar.
- Nos protegeremos mutuamente pero sin privarnos nunca de nuestra libertad. Caminaremos juntos bendiciendo cada uno de nuestros pasos, pero si nuestros caminos se separan, lo aceptaremos deseando lo mejor el uno para el otro.
- Tendremos hijos del placer, no del deber. Este placer será mútuo y sin límite.
Nos permitiremos expresar nuestros deseos, solicitando esta o aquellas crítica,...
- Compartiremos un espacio, pero nos permitiremos también tener un territorio personal, con la promesa de no invadir también el del otro, respetando nuestra necesidad de soledad.
- Igualmente tendremos algún dinero en común pero conservaremos nuestra independencia económica.
Los dos nos hemos unido en el amor, con la bendición de la vida."

Esto son sus promesas matrimoniales, y las de medio planeta.

Sin intentar parecer una cínica, yo me pregunto ¿¿dónde queda esto después??

Perdido entre la hipoteca, los problemas económicos, las noches sin dormir por la fiebre de los crios, las discursiones tontas por las reuniones familiares, los enfados, las malas caras, los problemas del trabajo que me llevo a casa,....

"Vida" espero y deseo que encuentres a la persona que sepa compartir estas promesas contigo, y si consigues que todas se cumplan, me cuentas como se hace.

Comentarios

  1. Nada es perfecto, pero quien quiere perfecciones, lo único que sí creo es que esta situación no se hace, viene dada, fluye de forma natural si hay problemas al principio los seguirá habiendo. No me convence nada el rollete de que 'el amor hay que regarlo todos los días, y blablabla'. Generalmente, al principio de una relación tendemos a idealizarla, pero lo cierto es que los ojos de la intuición ven de verdad y las mujeres tendemos a anular esos ojos que nos guían con el corazón, con lo que nos equivocamos más veces de las que nos merecemos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Mi cumple "