"Un estudio científico"

"Estudios científicos actuales han demostrado que la energía sexual, es la única energía que las personas pueden utilizar para hacer otras cosas", Información obtenida por algún lado, no recuerdo bien, de google, o la wipiteca, tal vez, vamos, fiable 100/100.
Ahora comprendo yo las diferencias entre las mujeres y los hombres.
Energía gastada a los largo de un día por una mujer, teniendo como tope 100 puntos:
- Madrugón, energía consumida 5 puntos.
- Preparar ropa de los críos, desayunos, bocadillos del recreo y la comida antes de ir a trabajar, 15 puntos.
- Reparto de críos por los diferentes centros escolares, que nunca están cerca unos de otros, energía consumida 15 puntos.
- Jornada Laboral, energía consumida 30 puntos.
- Recogida de críos y vuelta a casa, 10 puntos.
- Comida, de ella, baja en todo naturalmente, que no pesan los años, pesan los kilos, y dar de comer a las fieras, en este caso la energía consumida varía, dependiendo del tipo de fieras y el número de ellas. Pongamos la baja 30 puntos. Tan agotador como una jornada laboral.
Después de comer y siempre que tengamos jornada de mañana claro, si es jornada de tarde sumar 10 puntos más a esto.
Después de comer toca llenar la nevera, poner lavadoras, colocar la juguetería que tenemos en el salón y preparar meriendas, energía consumida 25 puntos.
- Salida con los niños al parque, charla con las amigas en semidescanso, energía consumida 5 puntos.
- Llegada a casa, terminamos con las tareas, preparamos a los niños, hacemos cenas, aseo personal, revisamos carteras, lista de la compra..., energía consumida 20 puntos.
Cuando llegamos a la cama hemos gastado un total de 155 puntos de una tabla de 100, le debemos a nuestro cuerpo 55 puntos, esto nos hace caer en la cama en un coma profundo del que solo despertamos con unas palabras mágicas, " mamá quiero agua ".
Veamos ahora la energía que consume un hombre a lo largo de un día.
- Madrugón, igual que nosotras, 5 puntos.
- Desayuno rico en hidrato de carbonos, 5 puntos
. Camino del trabajo, 5 puntos.
- Jornada Laboral, igual 30 puntos.
- Regresar casa a comer 5 puntos.
- Comida en casa, de rica en todo, 5 puntos.
Después de comer pasa como con las mujeres, restamos 10 puntos si vuelve al trabajo, y en el otro caso, sumamos 10 por dormir la siesta.
- Media tarde, paseo, café, a veces parque, 5 puntos.
- Regreso a casa, ducha, cena, deportes en las noticias, alguna peli de acción, 5 puntos.
Suma total antes de llegar a la cama: 85 de una tabla de 100, le sobran 15 puntos.
Comprendeis ahora, por qué nosotras nos dormimos y ellos se empeñan en despertarnos??

Comentarios

  1. Vaya, ¿no has pensado en proponerle al individuo un reparto más equitativo de consumo de puntos, en pos, por supuesto, de poder llegar con puntos sobrantes al final del día, y poder gastarlos juntos?
    Es decir, "cariño, o reparto de tareas, o la cama se usa sólo para dormir"

    ResponderEliminar
  2. Madrileña, disfruta de la etapa en la que te encuentras, que cuando tengas "asturianillos", entrarás directamente y sin remedio en la segunda fase, jejeje.
    El día que nace un crio, al padre se le atrofia el oido que tenía tan activo hasta ese momento a cualquier pequeño sonido o movimiento en la cama, y deja de despertarse por la noche.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Unos posits "