" Soñar"

¿Cuántas veces hemos soñado despiertos?
¿ Cuántas cosas hemos cambiado en nuestros sueños?
En esas noches sin poder dormir, noches en las que da tiempo a hacer tantos planes.
Soñar con otra vida.
Soñar con otro trabajo.
Soñar con otros caminos.
Soñar con otros amigos.
Pero como dijo Calderón de la Barca " Los sueños sueños son".
Y si fuese otra nuestra vida, es casi seguro que soñaríamos con la que tenemos ahora.
Porque somos así, queremos lo que no tenemos, deseamos lo que no podemos, añoramos lo que perdimos y no valoramos lo que tenemos.

Comentarios

  1. Bueno pues voy a ser un poco más pragmática de lo que debiera, pero déjate de rollos y no me digas que siempre somos "pobres" los de los comentarios del tipo 'que no valoramos lo que tenemos','el valor de las cosas pequeñas'. Vamos a ser serios las penas con pan son menos y que delicia que te quieran por tu dinero y no por tu inteligencia (lo del cuerpo lo dejamos a un lado, eh?)

    Y ya sabes que soñar se puede soñar pero no alimenta... Hala! A jugar a la primitiva y luego desde 'el otro lado' te cuento como se sueña en el Caribe, tomando mojitos y sin preocupaciones laborales y económicas, jajajaja...

    Por cierto, hay otra versión de los sueños (no sé si apropiada en este blog) "la vida es una barca, dijo Calderón de la mier***"
    Me voy a la tienda de apuestas mutuas...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

" El Abecedario de los sentimientos "

" La mancha "

" Unos posits "